Pelosi sigue en su visita a Taiwán y reitera respaldo el respaldo de Estados Unidos - Crónica

Pelosi sigue en su visita a Taiwán y reitera respaldo el respaldo de Estados Unidos

  • El viaje de Pelosi ha aumentado las tensiones entre Estados Unidos y China más que las visitas de otros miembros del Congreso debido a su posición de alto nivel como líder de la Cámara de Representantes.

La presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Nancy Pelosi, se reunió con los líderes en Taiwán a pesar de las advertencias de China y dijo el miércoles que ella y otros miembros del Congreso en una delegación visitante están demostrando que no abandonarán su compromiso con la isla autónoma.

“Hoy el mundo se enfrenta a una elección entre democracia y autocracia”, dijo en un breve discurso durante una reunión con la presidenta de Taiwán, Tsai Ing-wen. “La determinación de Estados Unidos de preservar la democracia, aquí en Taiwán y en todo el mundo, sigue siendo férrea”.

China, que reclama a Taiwán como su territorio y se opone a cualquier compromiso de funcionarios taiwaneses con gobiernos extranjeros, anunció múltiples ejercicios militares alrededor de la isla, partes de los cuales entrarán en aguas taiwanesas, y emitió una serie de declaraciones duras después de que la delegación aterrizara el martes por la noche en la capital de Taiwán, Taipéi.

Taiwán denunció las acciones planeadas.

“Tal acto equivale a sellar Taiwán por aire y mar, tal acto cubre el territorio y las aguas territoriales de nuestro país y viola gravemente la soberanía territorial de nuestro país”, dijo el capitán Jian-chang Yu en una sesión informativa del Ministerio de Defensa Nacional.

Los ejercicios militares chinos, incluido el fuego real, comenzarán el jueves y serán los más grandes dirigidos a Taiwán desde 1995, cuando China disparó misiles en un ejercicio a gran escala para mostrar su descontento por la visita del entonces presidente taiwanés Lee Teng-hui a Estados Unidos.

La agencia oficial de noticias Xinhua de China anunció las acciones militares el martes por la noche, junto con un mapa que describe seis áreas diferentes alrededor de Taiwán. Arthur Zhin-Sheng Wang, experto en estudios de defensa de la Universidad Central de Policía de Taiwán, dijo que tres de las áreas infringen las aguas taiwanesas, lo que significa que están dentro de las 12 millas náuticas (22 kilómetros) de la costa.

Usar fuego real en el espacio aéreo o las aguas territoriales de un país es arriesgado, dijo Wang, y agregó que “según las reglas internacionales de enfrentamiento, esto posiblemente pueda verse como un acto de guerra”.

El viaje de Pelosi ha aumentado las tensiones entre Estados Unidos y China más que las visitas de otros miembros del Congreso debido a su posición de alto nivel como líder de la Cámara de Representantes. Es la primera presidenta de la Cámara en visitar Taiwán en 25 años, desde Newt Gingrich en 1997.

La presidenta taiwanesa, Tsai, respondió el miércoles a la intimidación militar de Beijing.

“Enfrentando amenazas militares deliberadamente intensificadas, Taiwán no retrocederá”, dijo Tsai en su reunión con Pelosi. “Defenderemos firmemente la soberanía de nuestra nación y continuaremos manteniendo la línea de defensa de la democracia”.

Tsai, agradeciendo a Pelosi por sus décadas de apoyo a Taiwán, le entregó un honor civil, la Orden de las Nubes Propicias.

La respuesta de China ha sido ruidosa y variada.

Poco después de que Pelosi aterrizara el martes por la noche, China anunció simulacros con fuego real que supuestamente comenzaron esa noche, así como los ejercicios de cuatro días que comenzarán el jueves.

La Fuerza Aérea del Ejército Popular de Liberación también voló un contingente de 21 aviones de guerra el martes por la noche, incluidos aviones de combate, hacia Taiwán. El viceministro de Relaciones Exteriores de China, Xie Feng, también convocó al embajador de Estados Unidos en Beijing, Nicholas Burns, para transmitir las protestas del país esa misma noche.

La emisora estatal china CCTV publicó imágenes de simulacros y videos del EPL el miércoles, aunque no estaba claro dónde se estaban realizando.

Pelosi abordó las amenazas de Beijing el miércoles por la mañana y dijo que espera que quede claro que, si bien China ha impedido que Taiwán asista a ciertas reuniones internacionales, “entienden que no se interpondrán en el camino de las personas que vienen a Taiwán como una muestra de amistad y de apoyo”.

Pelosi señaló que el apoyo a Taiwán es bipartidista en el Congreso y elogió la democracia de la isla. No llegó a decir que EEUU defendería militarmente a Taiwán, y enfatizó que el Congreso está “comprometido con la seguridad de Taiwán, para que Taiwán pueda defenderse a sí mismo de la manera más efectiva”.