Mayor malestar contra el Gobierno tras actuación de PNC para reprimir manifestación; vicepresidente pide investigación

Compartir

Dudas sobre procedencia de vandalismo contra el Congreso

Este domingo aumentaba la indignación ciudadana contra el gobierno del presidente Alejandro Giammattei y el Congreso de la República, tras la jornada de protestas que se vivió el sábado, en la que se reportaron varias manifestaciones en diferentes ciudades del país, así como un acto de vandalismo contra el edificio del Organismo Legislativo.

El vicepresidente Guillermo Castillo, escribió en un tuit esta mañana: Es urgente que el MP abra investigación seria sobre lo ocurrido ayer. Son claros los hechos de vandálicos y también el uso excesivo de la fuerza policial. Genera dudas la quema del Congreso y lo sucedido a su alrededor. Reconozco la manifestación pacífica que en el parque tuvo lugar.

A esta y otras escenas similares se refiere el tuit del vicepresidente Castillo sobre el uso de fuerza desmedida por parte de la PNC.

Castillo le solicitó públicamente al presidente Alejandro Giammattei que vetara el Presupuesto y, al no recibir respuesta positiva, le recomendó que los dos presentaran su renuncia al cargo. El vicepresidente está abiertamente en contra de las políticas dictadas por el presidente.

De acuerdo con informes de corresponsales, además de la multitudinaria manifestación frente al Palacio Nacional en la Plaza capitalina, se reportaron protestas similares en Antigua, Quetzaltenango, Huehutenango, Zacapa, Mazatenango, y San Marcos, entre otras.

La quema del Congreso, provocada por un grupo vandálico –no se ha identificado si fueron infiltrados o manifestantes–, fue lo que provocó la represión policíal contra la manifestación pacífica.

La manifestación de ayer fue pacífica, a pesar de lo cual las fuerzas antimotines de la PNC dispersaron gas lacrimógeno para reprimir a los grupos que circulaban cerca de la Plaza Central. Los disturbios más fuertes tuvieron lugar en los alrededores del edificio del Congreso, que fue incendiado por un grupo de supuestos manifestantes, aunque hay serias dudas de que se trataba de infiltrados para promover las acciones de la PNC, que se extendieron hasta las cercanías del Palacio Nacional.

Decenas de miles de ciudadanos se dieron cita en la Plaza Central para protestar contra el presidente Giammattei y el Congreso de la República.

En la reunión pacífica de la Plaza, los oradores en una tarima insistían en no caer en la provocación de los policías y hacían un llamado a mantener el movimiento de manera pacífica. Entre los presentes se podía ver a personas adultas, jóvenes y hasta familias enteras.

El conocido fotógrafo Casrlos Sebastián –colaborador de Crónica– , fue agredido y golpeado por agentes antimotines. Tuvo que ser trasladado a un centro asistencial.
Varios periodistas se vieron afectados por la acción de las fuerzas de seguridad.

El presidente Giammattei y el Gobierno no se han pronunciado en tono a la exigencia de la ciudadanía para que se vete el Presupuesto de la Nación, causa que provocó el estallido social.

Además del movimiento ciudadano, diferentes organizaciones de la sociedad civil se han pronunciado en contra de lo aprobado por el Congreso con el beneplácito del propio Giammattei, entre ellas la Conferencia Episcopal de Guatemala (CEG), la Procuraduría de los Derechos Humanos (PDH), el CACIF, las autoridades indígenas de los cantones de Totonicapán y tanqwues de pensamiento, que han puesto en evidencias todas las anomalías y puertas para la corrupción que contiene el Presupuesto aprobado en horas de la madrugada del miércoles, sin la debida discusión pública.

Frente al Palacio Nacional la manifestación se llevó a cabo de manera pacífica, mientras a inmediaciones de la Plaza Central, la PNC hacía uso de gases contra ciudadanos pacíficos.

Compartir