¡Fusilados! o muertos por la ‘Ley Fuga’

Compartir

El Dr. Julio Carrillo Marín, ilustre ciudadano, fusilado por participar, supuestamente, en una conspiración.
El Dr. Julio Carrillo Marín, ilustre ciudadano, fusilado por
participar, supuestamente, en una conspiración.

image21

Portada del libro de Carlos Alberto
Sandoval Vásquez que describe los
13 años de tiranía de Jorge Ubico.

 

El periodista Clemente Marroquín Rojas publicó una serie de artículos sobre Jorge Ubico antes de que llegara a la Presidencia. Desnudando al ídolo se llamaba la serie, que valió para forzar a que el periodista tuviera que salir al exilio por 14 años.

Todo lo escrito y vaticinado por Marroquín, se hizo realidad luego.

Otro autor, Carlos Alberto Sandoval Vásquez, escribió un impresionante libro, Leifugados –en referencia a la Ley Fuga del período ubiquista–, el cual narra y describe muchos de los asesinatos cometidos por órdenes expresas del general Ubico.

En las conclusiones de este autor destaca que la larga estancia de Ubico en el poder, es cierto que dejó recuerdos imperecederos, pero únicamente de sangre y latrocinio. Durante sus trece años de despotismo, no resolvió ningún problema económico y si agravó los que encontró. No fomentó ningún nuevo cultivo, ni dictó ley a favor del pueblo. Retrasó la instrucción popular y universitaria y destruyó la poca dignidad social que existía, además de calcinar la justicia.

Entre los muchos casos que el libro muestra de asesinatos y víctimas de su famosa ley fuga, citamos algunos:

  • Efraín Aguilar. Fusilado el 18 de septiembre de 1934 –junto con varios más en esos días–. Su padre, el general Raymundo Aguilar, era amigo personal de Ubico, pero ni siquiera le recibió la noche antes de la ejecución y lo humilló, junto a su esposa, haciéndoles esperar por varias horas. En esos días fueron fusilados o asesinados por la Ley Fuga los estudiantes Humberto Molina Santiago, Manuel Paíz Solís y Jacobo Sánchez.
  • Julio Carrillo Marín. Fusilado el 20 de diciembre de 1940, juntamente con 13 compañeros. Fueron denunciados como complotistas por el coronel y esbirro Bernardino García. El médico fue ejecutado luego de haber sido sometido a torturas.
  • Coronel Pedro Montenegro. Fusilado también por conspiración.
  • Carlos Pacheco, asesinado en la Casa Mendizábal, en la zona 13.

La lista podría llenar páginas y páginas. El libro describe varios casos dramáticos sobre los abusos cometidos.

 


Compartir