Un tribunal de Rusia dicta 30 días de prisión contra el opositor Alexei Navalni

Compartir

Un tribunal de Rusia dictó este lunes 30 días de prisión preventiva contra el opositor Alexei Navalni, detenido el domingo a su llegada al país desde Berlín, donde se recuperó del supuesto envenenamiento sufrido el año pasado, según ha confirmado su abogado.

“Alexei Navalni ha ingresado en prisión preventiva hasta el 15 de febrero de 2021”, indicó Vadím Kóbzev a través de su cuenta en la red social Twitter. Asimismo, ha dicho que varios seguidores de Navalni se han concentrado frente al tribunal y que el opositor les ha dado las gracias.

Sentencia condicional

El Servicio Penitenciario Federal de Rusia (FSIN) dijo que a Navalni los detuvieron porque “tiene pendiente una sentencia condicional y desde el 29 de diciembre de 2020 está en búsqueda por numerosas infracciones del período de prueba”.

En un video difundido a través de redes sociales, el propio Navalni ha llamado a sus seguidores a salir a la calle y protestar contra el Gobierno. “No tengan miedo. Salgan a la calle. No por mí sino por ustedes mismos en un futuro”, dijo.

Está previsto que sus seguidores convoquen protestas a nivel nacional para el próximo 23 de enero incluso aunque no logren el permiso requerido para manifestarse, según la agencia de noticias Bloomberg.

Así, lamentó que el sistema judicial ruso haya incurrido en un nuevo episodio de “falta de ley” y ha asegurado que ha visto “mucha falsa justicia”. “Esta vez el hombre en el búnker tiene demasiado miedo que han roto la ley de enjuiciamiento criminal y la han tirado a la basura”, dijo en una clara alusión al presidente, Vladimir Putin.

Este mismo lunes, al equipo legal del opositor le notificaron que a Navalni lo someterían a una vista judicial en la propia Comisaría, sin la posibilidad de que acceder a su cliente. En este sentido, han expresado su preocupación por la falta de acceso legal de Navalni, al que le habrían prohibido realizar llamadas.

Envenenamiento

Navalni se desplomó en un vuelo interno el pasado 20 de agosto y posteriormente trasladado en avión a Berlín para recibir tratamiento.

La Unión Europea impuso en octubre sanciones contra varios altos funcionarios próximos al presidente ruso después de que laboratorios de Alemania, Francia y Suecia determinaran que a Navalni lo envenenaron con un agente químico nervioso desarrollado por los soviéticos conocido como Novichok.

Lea también:

El destacado opositor ruso, por lo tanto, denunció que el Servicio Federal de Seguridad (FSB) de Rusia, la principal agencia sucesora de la KGB soviética, fue directamente responsable de su intento de asesinato. El presidente ruso desestimó las acusaciones en numerosas ocasiones.


Compartir