Presidenta de la CSJ revoca sanción en contra de exnotificador que perdió expedientes en Juzgado de Mayor Riesgo D

Compartir

La presidenta de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), Silvia Patricia Valdés Quezada, revocó la sanción por falta grave impuesta a Pedro Luis Hernández Debroy, exnotificador de la jueza de Mayor Riesgo “D”, Erika Aifán, por pérdida de expedientes de un caso.

Fuentes del Organismo Judicial informaron que de una sanción de 8 días sin goce de salario, Valdés Quezada le impuso una amonestación verbal.

La jueza Erika Aifán también denunció que su exnotificador filtraba información a abogados por mensajes de WhatsApp.

El exnotificador había sido sancionado anteriormente durante 16 días de sanción sin goce de salario, sin embargo, los magistrados de la CSJ redujeron la sanción impuesta a ocho días de suspensión sin goce de salario por haber filtrado información de resoluciones de la jueza Aifán.

Anulan sanción

En febrero pasado, la presidenta de la CSJ también anuló la sanción que había impuesto el Régimen Disciplinario a la exoficial del Juzgado de Mayor Riesgo “D”, Tatiana Elizabeth Guzmán Figueroa, quien fue denunciada por Aifán, por filtración de información.

Guzmán había sido sancionada por “rebelde” y por cometer una falta grave y había sido suspendida por 20 días sin goce de salario, pero la misma fue revocada por Valdés Quezada.

El caso

El 5 de octubre del 2019 Tatiana Ellzabeth Guzmán Figueroa, oficial del Juzgado de Mayor riesgo D, fue capturada pues era señalada de supuesto robo de información de esa judicatura que está a cargo de la jueza Aifán.

La mujer había sido reportada como desaparecida y tenía activada una alerta Isabel Claudina, pero en realidad estaba en la Torre de Tribunales ya procesada por ese caso.

En esa fecha la jueza Aifán reveló que a pesar de que la capturada tiene pocos meses de trabajar en el juzgado, se han registrado varios incidentes, la mayoría por llegadas tarde de hasta tres horas.

Explicó que desde hace varias semanas notó que Tatiana Guzmán ingresaba a su despacho con su celular, por lo que empezó a sospechar que la oficial la estuviera grabando, para salir de dudas y evitar un problema mayor se comunicó el 4 de octubre con el jefe de seguridad del Organismo Judicial y decidieron pedirle a Guzmán que mostrara su celular.


Compartir