Piden aprobación presupuestaria para la reducción de desnutrición crónica infantil

Compartir

La organización Alianza por la Desnutrición (APN), por medio de un comunicado, solicitó al Gobierno de Guatemala creación de un renglón presupuestario en los Ministerios de Educación, Salud, Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo para ejecutar el programa “Acompáñame a Crecer ” y llegar a la población meta, en las poblaciones más vulnerables.

El proyecto, creado a partir del Acuerdo Gubernativo 239-2020, permite de manera sistemática que puedan llegar a la población a través de los Centros Comunitarios de Desarrollo Infantil Integral (CECODII).

La desnutrición crónica infantil -DCI- es uno de los problemas más graves que el país debe afrontar debido a su alta incidencia y al impacto en el corto, mediano y largo plazo. Para abordarlo se requieren medidas de acción sostenibles que permitan garantizar el desarrollo de la niñez guatemalteca. La evidencia ha mostrado que la desnutrición no se cura, sólo se previene, por lo que para lograr el impacto en la reducción de la DCI es necesario llevar de manera integrada los servicios a las mujeres embarazadas y a los niños de 0 a 4 años.”, indica el comunicado.

Para la APN, los CECODII tendrán como objetivo desarrollar un proceso de educación para los padres de familia en el desarrollo infantil temprano y propiciar en las familias una alimentación oportuna y de calidad que contribuya con un estado nutricional favorable para el desarrollo y crecimiento de los niños.

Técnicamente, esto puede ser la estrategia correcta, sin embargo, depende que se asignen los recursos necesarios en cada ministerio para su adecuada implementación y para realizar los procesos de monitoreo, evaluación y de auditoría social que aseguren una ejecución con calidad.  De aquí la importancia que cada uno de los Ministerios participantes incluyan en sus respectivos presupuestos y a partir del siguiente año, un renglón presupuestario que permita la ejecución de las acciones comprendidas en el programa Acompáñame a Crecer”, puntualizan.

Por último, la APN recuerda que en Guatemala, 1 de cada 2 niños sufre de desnutrición crónica,  situación que se agrava en territorios rurales indígenas, donde en algunos municipios se registra 7 de cada 10 niños en esa situación. “La población con DCI no sólo es más vulnerable a padecer enfermedades como COVID 19, sino que, en los primeros dos años de vida, limita en el futuro sus oportunidades de aprendizaje y sus capacidades productivas”, enfatizan.


Compartir