‘Otra ronda’ triunfa y Vinterberg emociona con su agradecimiento, el más conmovedor de los Óscar 2021; Glenn Close no ganó, pero perreó

Compartir

La entrega de los premios Óscar 2021, los denominados galardones de la pandemia, se presentaron en un formato presencial, sin embargo, tuvo limitantes. No hubo demasiadas risas ni espectáculos musicales, pero sobraron los discursos largos; algunos fueron tediosos y sin sentido, pero otros, como el de Thomas Vinterberg, fueron emotivos.

El director danés coronado en la categoría de la Mejor Película Internacional por ‘Otra ronda’, que también optaba al premio a Mejor Dirección, pero que se quedó con ‘Quo Vadis, Aida?’, recordó en su discurso de agradecimiento a su hija de 19 años, fallecida en un accidente de tráfico mientras rodaba la película.

Queríamos hacer una película que celebrase la vida, y a los cuatro días de rodaje, sucedió lo imposible: un accidente en una carretera se llevó a mi hija, alguien mirando el teléfono celular”, contó conteniendo las lágrimas, aunque la emoción lo embargó en varios momentos.

Sorprendentemente, Vinterberg utilizó sus minutos en el escenario para ir al detalle, como una especie de cura pública, como si el atril fuese en realidad un confesionario. La extrañamos y la amamos, terminamos haciendo esta película para ella, como su monumento. Ida, esto es un milagro. Quizás tú eres parte de ese milagro, concluyó, habiendo hecho llorar a la mitad del público.

En efecto, ‘Otra ronda’ es una celebración de la vida (y también una punzante reflexión sobre los efectos del alcoholismo) y, para el cineasta, eso se antoja ahora más importante que nunca.

¿Perreamos?

“El perreo hasta el suelo y el autoestima hasta el cielo”. La frase, convertida en meme recurrente en redes sociales, bien podría definir la noche de los Óscar de Glenn Close. No hubo premio a su actuación, octava vez que mira de cerca la estatuilla, pero sí hubo autoestima suficiente para llevar el perreo hasta el suelo.

El momento más divertido de la velada tuvo lugar cuando cuando Lil Rel Howery, en plena ronda de preguntas sobre canciones a los nominados, se acercó a la actriz de 74 años y pidió que sonara la música. Y Glenn Close, diva por derecho propio, no sólo se sabía la respuesta, también el baile regalando así el meme de la noche al ritmo de Da Butt, la canción que Spike Lee popularizó en su película de finales de los 80 School Daze.


Compartir