Tensión diplomática: Rusia expulsa a un diplomático italiano en respuesta a una medida similar de Roma

Compartir

Las autoridades de Rusia informaron este lunes de que un diplomático de la Embajada de Italia en el país fue expulsado en respuesta a una medida similar tomada por Roma.

El Ministerio de Exteriores ruso matizó que el embajador italiano en Moscú, Pasquale Terracciano, recibió una nota en la que se declara persona non grata al agregado militar adjunto para la Defensa, Curzio Pacifici, en respuesta a las acciones “injustificadas” de las autoridades militares contra la Embajada rusa en la capital europea, tal y como recoge un comunicado.

Las autoridades italianas, por su parte, expresaron su “profundo pesar” por la decisión de Rusia de expulsar al diplomático y consideran que es una decisión “infundada e injusta” dado que se trata de una represalia a una “medida legítima” adoptada por el Gobierno italiano para “proteger su seguridad”.

Este mismo lunes, el Gobierno rumano declaró también persona non grata a un trabajador de la Embajada rusa. Así lo confirman en un comunicado en el que han matizado que la expulsión afecta al agregado militar adjunto ruso, Alexei Grishaev.

El Ministerio sostiene que las acciones de Grishaev “van contra las disposiciones de la Convención de Viena sobre relaciones diplomáticas”. El ministro de Exteriores, Bogdan Aurescu, convocó al embajador ruso en el país, Valeri Kuzmin, para trasladarle la decisión.

Normativa de viajes para diplomáticos de EE. UU.

El Gobierno ruso notificó, además, que ha actualizado la normativa de viaje para diplomáticos estadounidenses en el país. “Se ha entregado una nota sobre los cambios del procedimiento para los viajes de los empleados de la Embajada y de los consulados de Estados Unidos por el territorio de Rusia”, afirmó el Ministerio en un comunicado.

La medida se produce tras una reunión del viceministro ruso, Sergei Riabkov, y el encargado de negocios estadounidense, Bartle Gorman, en Moscú. Así, los funcionarios estadounidenses tendrán que tramitar un permiso para alejarse más de 40 kilómetros de la sede de la Embajada.

Hasta la fecha no era obligatorio contar con dicha autorización para moverse desde la Embajada estadounidense. La medida constituye una represalia por las recientes sanciones impuestas por Washington sobre Moscú.

El pasado 15 de abril, el presidente estadounidense, Joe Biden, impuso sanciones a 32 entidades e individuos de Rusia y expulsó a diez funcionarios de la misión diplomática de este país con distintos argumentos. Moscú respondió al día siguiente expulsando a otros diez empleados de la Embajada estadounidense y sancionó a ocho altos cargos de Washington.


Compartir