Los Museos Vaticanos exponen el cuadro de San Pedro atribuido a Rafael

Compartir

Los Museos Vaticanos exponen desde este viernes 24 de septiembre la pareja de cuadros de San Pedro y San Pablo, recientemente restaurados y que hasta ahora no eran accesibles al público por encontrarse en una sala privada del Palacio Apostólico del Vaticano, después de haberse constatado el descubrimiento de que San Pedro fue en realidad completado por el artista Rafael Sanzio.

La exposición podrá visitarse hasta próximo el 9 de enero en la salas de la Pinacoteca de los Museos Vaticanos

“La excepcional novedad de la atribución a Rafael del cuadro de San Pedro esbozado por Fra Bartolomeo se inserta en las celebraciones en honor del pintor”, ha asegurado la directora de los Museos Vaticanos, Barbara Jatta. En 2020 se cumplieron 500 años de la muerte del pintor renacentista por lo que los Museos Vaticanos habían previsto varios actos con motivo de esta efeméride. Sin embargo, muchos de ellos tuvieron que ser aplazados por la pandemia.

Jatta ha subrayado que esta exposición -la primera tras el cierre obligado por la pandemia- supone “un día de celebración” después “de un periodo muy difícil”. La recaudación de las visitas turísticas a las colecciones pontificias, que se vio interrumpida drásticamente durante varios meses por las medidas restrictivas ante el coronavirus, son uno de los activos más relevantes para las arcas de la Santa Sede. “No es el momento de grandes exposiciones, pero retomarlas con el hallazgo de un cuadro atribuido a Rafael descubierto es un privilegio”, ha considerado durante la presentación ante la prensa de esta exposición.

También ha explicado que se trata de una exposición “transversal” ya que se puede leer “desde el punto de vista artístico”, pero también que constituye un “buen apoyo” al estudio científico de la figura artística de Rafael. En efecto, la exposición ‘Los santos Pedro y Pablo de Rafael y el hermano Bartolomé. Un homenaje a los patronos de Roma’, también expone en paralelo algunas de los dibujos previos para la realización de estos cuadros que hasta ahora estaban conservados en el departamento de Grabados y Dibujos de la Galería Uffizi de Florencia.

“Poder ver a la vez estos trazos previos permite seguir de cerca el proceso de evolución creativa del artista”, ha declarado el director del museo florentino, Eike Schimdt. A su juicio, esta exposición, que reúne después de 500 años los dos magníficos lienzos y algunos de sus bocetos, evidencia la “proyectualidad gráfica que desarrollan los artistas hasta llegar a la obra final”.

El papel del museo florentino ha sido fundamental para profundizar en el estudio de la técnica ejecutiva de los dibujos y se ha ocupado también de su restauración. Es la primera vez que se pone en marcha este tipo de colaboración institucional entre los Museos del Vaticano y la Galería Uffizi de Florencia que hasta ahora había consistido solo en préstamos de obras. “Un modelo –en palabras de Schimdt– que continuará en otros proyectos después de la pandemia”.

Además, la exposición se enmarca en el reciente descubrimiento de la autoría de Rafael. Hasta hace poco se atribuía la pintura de San Pietro a Fra Bartolomeo, el pintor y fraile dominico, pero los análisis científicos y los documentos históricos han descartado esta hipótesis. Los exámenes científicos a los que han sido sometidas ambas obras desde 2019 han diagnosticado que ambos lienzos fueron preparados por Fra Bartolomeo, que en realidad el pintor y dominico solo completó la obra de San Pablo.

El cuadro de San Pedro era sencillamente un dibujo preparatorio cuando llegó a las manos de Rafael que obró en el cuadro un estilo que anticipa la corriente artística de los siguientes siglos. “Encontramos en San Pedro una apertura creativa casi del siglo XVIII, un toque de pintura abierta sobre la mano y la cara que marcan la diferencia. Rafael, como genio que era, realiza un desarrollo casi profético de la pintura en el siglo XVI cuando nadie llegaba a expresarse de esa manera”, ha comentado por su parte Guido Cornini, del departamento de Arte de los siglos XV-XVI de los Museos Vaticanos.

Además, hay otros dos documentos históricos que certifican la autoría de Rafael. El historiador Giorgio Vasari lo señala en una de las biografías dedicadas al pintor. Y hay un documento escrito por el entonces alcalde de San Marco, en Florencia, que data del 1506, anterior a la realización de las pinturas, en el que evidencia que Fra Bartolomeo no había terminado el cuadro de San Pedro.

En este sentido, se sabe que hizo los dibujos preparatorios y pintó a San Pablo, pero una repentina crisis artística le impidió completar la obra y, “probablemente después de su muerte en 1517, el cuadro de San Pedro fue completado por Rafael”, asegura Cornini.


Compartir