La OCDE critica la introducción “unilateral” de impuestos digitales en algunos países

Compartir

La decisión de algunos países de introducir de manera unilateral tasas a los servicios digitales puede desencadenar represalias por parte de aquellos países que se consideren perjudicados y alimentar conflictos fiscales que acaben desembocando en tensiones comerciales, lo que acabaría siendo negativo para todo el mundo, según ha advertido la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

El secretario general de la OCDE, Ángel Gurría, señaló que la pandemia de Covid-19 vino a recordar que algunos problemas son inherentemente globales y tienen que afrontarse de forma global, así como también puso de manifiesto lo poderosa que puede ser la cooperación internacional.

Impulsar cooperación internacional

En este sentido, Gurría subrayó que, a medida que el mundo emerge de la crisis por la pandemia, es necesario impulsar la cooperación internacional en otras áreas, como el cambio climático y la protección del planeta, así como la sostenibilidad de la deuda de los países más pobres o la tributación de la economía digital.

Desde la perspectiva de la OCDE es particularmente importante concluir un acuerdo sobre tributación internacional de la economía digital o sobre cómo gravar la creciente digitalización de la economía”, afrimó el mandatario mexicano, para quien tal acuerdo a nivel internacional “que está cerca, a la vista” proporcionaría miles de millones en ingresos adicionales anualmente tanto para economías avanzadas como emergentes.

Sería un importante paso hacia una tributación más justa a nivel global, una reasignación de los ingresos fiscales”, defendió el secretario general de la OCDE, quien, por contra, advirtió de que la alternativa de la introducción unilateral de tasas a los servicios digitales por parte de algunos países, desencadenando represalias por parte de otros, haría retroceder la situación “no solo a una ‘guerra fiscal’, sino a una ‘guerra comercial’ que sería mala para todos”.

Tras la última reunión de su Consejo Ministerial, celebrada el pasado mes de octubre, la OCDE reiteró su compromiso de llegar a un acuerdo sobre la fiscalidad de los gigantes digitales para mediados de 2021.


Compartir