El mediático y millonario chef Karlos Arguiñano, Premio Nacional de Televisión

Compartir

El ministerio de Cultura y Deporte de España le concedió a Karlos Arguiñano el Premio Nacional de Televisión de 2021. Así las cosas, el hijo de un taxista y una modista; educado por los benedictinos y cuyo primer empleo fue cuando trabajó con los fierros del ferrocarril vasco, es hoy un reconocido empresario gracias a la Escuela de Hostelería.

El chef más famoso de los medios españoles, que trabajó dos años y algo más en la Argentina, tiene siete hijos y 11 nietos. Siempre vivió en la villa costera guipuzcoana de Zarauz, entre Bilbao y San Sebastián. Allí mismo, en 1978 abrió KA, el hotel restaurante que montó en un castillo de piedra que es una joya de la arquitectura vasca, con vistas privilegiadas del paseo marítimo y el oleaje intenso del Golfo de Vizcaya.

Su hijo Zigor es el chef de su emporio gastronómico y Joseba, el quinto en orden de descendencia, ya es una estrella en ascenso.

En cuanto a su reciente premio, porque no es el único, el jurado tuvo en cuenta su especial habilidad como comunicador para conseguir audiencias fieles al mismo tiempo que ha contribuido “con un impulso decisivo a la gastronomía como sector cultural”. De hecho, actualmente su programa en Antena 3 está viviendo la temporada más vista de todo su recorrido en esta cadena, con una media de cerca de un millón de espectadores cada día.

Con este galardón, que está dotado con 30 mil euros, se premia la labor televisiva de una obra emitida durante el año anterior, una contribución particular o, en casos particulares, una trayectoria profesional. Además, el Premio Nacional de Televisión es el reconocimiento de la pequeña pantalla como herramienta de difusión cultural.

Arguiñano recibió la comunicación del premio por parte del mismo ministro de Cultura y Deporte, José Manuel Rodríguez Uribes, quien lo llampo personalmente para comunicarle el fallo del jurado.

Cocina abierta

Desde su página web Cocina Abierta el chef, quien ha escrito 60 libros de cocina y ha trabajado en tres películas, comparte recetas. También cuenta con redes sociales, desde donde invita a sus seguidores para trabajar entre los fogones.

Pero para este chef su desarrollo pasa de la cocina a los negocios de otra índole. Desde hace varios años es propietario de un equipo de motociclismo que participa en las categorías 2 y 3 de campeonatos mundiales. También financia equipos de pelota vasca, es propietario de casas de juego y se asoció con su esposa, María Luisa Ameztoy, en la gestión del Hotel KA. 


Compartir