El Faraón Valiente fue ejecutado tras ser capturado en combate

Compartir

Sobre los restos momificados del faraón Seqenenre, conocido como ‘El Valiente’ prueba que fue ejecutado de forma ceremonial tras ser capturado en combate.

  • El faraón Seqenenre-Taa-II gobernó brevemente el sur de Egipto durante la ocupación del país por los hicsos, una dinastía extranjera que mantuvo el poder en todo el reino durante aproximadamente un siglo (1650-1550 a. C.).
  • En su intento de expulsar a los Hyskos, Seqenenre-Taa-II lo asesinaron.
  • Los eruditos han debatido la naturaleza exacta de la muerte del faraón desde que su momia fue descubierta y estudiada por primera vez en la década de 1880.

Hallazgo

Una nueva investigación publicada en Frontiers in Medicine reveló nuevos detalles sobre sus lesiones en la cabeza, incluidas lesiones previamente no detectadas que los embalsamadores habían ocultado hábilmente.

Los autores del nuevo artículo ofrecen una interpretación novedosa de los eventos antes y después de la muerte del rey basada en las imágenes de rayos X procesadas por computadora: A Seqenenre efectivamente lo capturaron en el campo de batalla, pero sus manos estaban atadas a la espalda, evitando que pudiera defenderse contra el ataque.

“Esto sugiere que Seqenenre estaba realmente en la primera línea con sus soldados arriesgando su vida para liberar a Egipto”, dijo el autor principal, el doctor Sahar Saleem, profesor de radiología en la Universidad de El Cairo que se especializa en paleorradiología.

Esta técnica de investigación emplea tecnologías de imágenes médicas para estudiar de forma no invasiva una sección transversal de restos arqueológicos, incluidos los cuerpos. Puede ayudar a determinar la edad al momento de la muerte, el sexo e incluso cómo murió la persona.

Por ejemplo, las tomografías computarizadas, combinadas con otras pruebas, sugieren que la ejecución la llevaron acabo varios atacantes, lo que los científicos confirmaron al estudiar cinco armas hicsos diferentes que coincidían con las heridas del rey.

“En una ejecución normal de un prisionero atado, se podría suponer que solo un asaltante ataca, posiblemente desde diferentes ángulos pero no con diferentes armas”, explicó Saleem. “La muerte de Seqenenre fue más bien una ejecución ceremonial”.

El estudio de TC también determinó que Seqenenre tenía unos 40 años cuando murió, basándose en la morfología detallada revelada en las imágenes, lo que proporciona la estimación más precisa hasta la fecha.

Tomografías computarizadas

Saleem y el coautor Zahi Hawass, arqueólogo y exministro egipcio de antigüedades, son los pioneros en el uso de tomografías computarizadas para estudiar a los faraones y guerreros del Nuevo Reino, incluidos nombres conocidos como Hatshepsut, Tutankamón, Ramsés III, Tutmosis III y Ramsés II. Sin embargo, Seqenenre, según la evidencia disponible, parece ser el único entre este ilustre grupo que estuvo en la primera línea del campo de batalla.

Además, el estudio de TC reveló detalles importantes sobre la momificación del cuerpo de Seqenenre. Por ejemplo, los embalsamadores utilizaron un método sofisticado para ocultar las heridas de la cabeza del rey bajo una capa de material de embalsamamiento que funcionaba de manera similar a los rellenos utilizados en la cirugía plástica moderna.

Esto implicaría que la momificación tuvo lugar en un laboratorio de momificación real y no en un lugar mal equipado, como se interpretó anteriormente.

Saleem dijo que el estudio de la tomografía computarizada proporciona nuevos detalles importantes sobre un punto fundamental en la larga historia de Egipto. “La muerte de Seqenenre motivó a sus sucesores a continuar la lucha para unificar Egipto y comenzar el Nuevo Reino”, dijo.


Compartir