Colombia vuelve a salir a las calles para protestar pacíficamente contra el Gobierno de Duque

Compartir

Bogotá, Medellín, Barranquilla, Cali y otras muchas ciudades colombianas registraron nuevas protestas y marchas convocadas por el Comité de Paro Nacional en contra del Gobierno del presidente, Iván Duque, de la violencia policial sufrida desde que el 28 de abril arrancarán las manifestaciones y para exigir a la Administración una serie de mejoras sociales.

Durante la mañana de este miércoles hubo 15 movilizaciones en la capital colombiana, con algunas afectaciones al servicio público de transporte, Transmilenio. En el marco de la crítica situación epidemiológica que atraviesa Bogotá, las autoridades locales han pedido a los manifestantes que abandonen las calles antes del as 16 horas (hora local).

En Medellín, las movilizaciones contaron con la presencia de los indígenas del departamento, Antioquia, en una jornada que hasta el momento se ha desarrollado pacíficamente. La minga indígena llegó a principios de esta semana a la capital del departamento para dialogar con las autoridades.

También en Ibagué, la capital del departamento de Tolima, los ciudadanos salieron a las calles y participaron en marchas que se desarrollaron sin complicaciones de orden público, y donde participaron indígenas y campesinos durante las movilizaciones de la mañana.

Cúcuta es otra de las ciudades donde campesinos, indígenas e integrantes de organizaciones sociales salieron a las calles para protestar pacíficamente.

Protestas en Cali sin el Esmad

En la capital del departamento del Valle del Cauca, epicentro de la violencia policial y los enfrentamientos durante las marchas, las protestas se desarrollan pacíficamente, con la particularidad de que este miércoles no cuentan con la presencia del Escuadrón Móvil Antidisturbios (Esmad).

La decisión fue anunciadas a primeras horas de la jornada por el alcalde de Cali, Jorge Iván Ospina, que dijo que de las manifestaciones estarían acompañadas por sus “cascos azules”.

“Vamos a estar haciendo acompañamiento a esa fiesta cultural y familiar como la han venido convocado. Por supuesto, no va a existir Escuadrón Antidisturbios y esperamos que todos comprendan que violencia no debe existir y que una movilización en paz es lo que demanda Cali”, indicó a través de sus redes sociales, donde también añadió que respetan “el derecho a la movilización y la protesta”.

Otros territorios, como el departamento de Boyacá, se sumaron a esta iniciativa de mantener al Esmad fuera de las calles durante el transcurso de las protestas. Así lo ha confirmado la Gobernación de Boyacá, tras una reunión con los representantes del Comité del Paro en el departamento.

El Esmad ha sido ampliamente cuestionado no solo por organizaciones de Derechos Humanos, sino también por algunas autoridades locales debido a la brutalidad policial que han venido ejerciendo durante las protestas que se vienen celebrando en varias ciudades del país contra la gestión del Gobierno de Iván Duque.

Después de casi veinte días de protestas, el balance del Gobierno recoge 42 fallecidos hasta el momento –-17 de ellos en Cali–, mientras que según los organismos de Derechos Humanos, hay más de 600 heridos, de los cuales una treintena de ellos han sufrido lesiones oculares, decenas de desaparecidos, más de 1,400 detenciones arbitrarias, e incluso episodios de violencia sexual en las comisarías.

El Congreso tumba la reforma de salud

Por otro lado, el Congreso colombiano ha aprobado archivar la reforma de Salud que había propuesto el Gobierno que buscaba regular aspectos del sistema sanitario como el modelo de atención incentivando la medicina familiar, así como implementar un capítulo de seguridad sanitaria, con vistas a estipular un protocolo para futuras pandemias, epidemias o desabastecimiento de tecnologías o medicamentos.

En el Senado, con 11 votos a favor y dos en contra, y en la Cámara de Representantes, con 16 votos a favor y tres en contra, las comisiones séptimas conjuntas ha tumbado esta iniciativa, que se había convertido en una de las reclamaciones del Comité del Paro Nacional y de las protestas.

Este fracaso de la reforma de Salud se suma a la retirada del proyecto de reforma tributaria presentado también por la Administración, una controvertida iniciativa que encendió las manifestaciones que desde el pasado — de mayo recorren las calles colombianas.

El Ministerio de Salud y las organizaciones médicas han indicado tras esta retirada en el Congreso que seguirán trabajando en un proyecto de reforma sanitaria escuchando las proclamas y peticiones de los ciudadanos a través de meses territoriales, recoge Caracol Radio.

Le puede interesar:

https://twitter.com/cronicagt/status/1395159836178800644?s=20

Compartir