‘Burglary’ o ‘regulary’ son palabras “imposibles” de pronunciar por el escocés que protagoniza este divertido vídeo

Compartir

En la actualidad en Escocia se hablan dos lenguas germánicas: el escocés y el inglés de escocia. El escocés es una variedad lingüística germánica hablada en las Tierras Bajas de Escocia y en partes de Irlanda y el inglés escocés es el conjunto de variedades del idioma inglés que se hablan en Escocia.

Es este último – el inglés escoces- uno de los considerados como más complicados de entender, pues, aunque se parece al inglés británico bebe expresiones del idioma escocés como tal. Este hecho ha dado lugar a controversia de si ambos son el mismo idioma con “ciertas” diferencias o dos distintos.

Por poner un ejemplo, el inglés escocés es tan complicado de entender que ni sus vecinos británicos son capaces en muchas ocasiones, mucho menos -si cabe- los norteamericanos. Pero, como siempre, una imagen vale más que mil palabras:

¡Complicado!

Este video está protagonizado por Adam, un joven de 29 años, originario de los Scottish Borders, que trata de leer en voz alta palabras y frases que su pareja, Casey Block, una joven profesora de escuela, de 28 años, de Maryland, Estados Unidos, había escrito.

Si bien todas las frases eran sencillas, Adam encontró serias dificultades para pronunciar las que tenían cualquier “R”, debido a su acento, siendo las palabras que más le costaron: ‘burglary’ (“robo”), ‘regulary’ (“regularmente”) y ‘purple murderer’ (“asesino púrpura”).


Compartir