Trump arremete contra el ex fiscal general William Barr y le tilda de “decepción en todo el sentido de la palabra”

Compartir

El expresidente de Estados Unidos Donald Trump ha tildado al ex fiscal general William Barr de “decepción en todo el sentido de la palabra”, después de que este haya descrito en un libro que va a publicar próximamente como “tonterías” sus aseveraciones sobre el fraude electoral en los comicios del 3 de noviembre.

“Bill Barr fue una decepción en todo el sentido de la palabra”, ha indicado Trump en un comunicado emitido a última hora del domingo, donde ha incidido en que, teniendo en cuenta que Barr era fiscal general, “no debería estar hablando del presidente”.

“En vez de hacer su trabajo, hizo lo contrario y dijo a la gente que el Departamento de Justicia no investigaría las elecciones”, ha agregado, acusando al exfiscal de encubrir a la excandidata Hillary Clinton, entre otras cosas, y “no investigar los hechos reales”.

“La debilidad de Bill Barr ayudó a facilitar el Crimen del Siglo, las fraudulentas elecciones presidenciales de 2020”, ha continuado. De forma paralela, ha lamentado que Barr “ha decepcionado realmente al pueblo estadounidense” y le ha afeado que no investigara lo suficiente los “actos indebidos” supuestamente cometidos durante la Administración de Barack Obama.

‘Betrayal’

Las palabras del exmandatario estadounidense llegan después de la publicación de un nuevo extracto del próximo libro de Barr, titulado ‘Betrayal’ –‘Traición’–, donde el exfiscal, que estuvo al frente del Departamento de Justicia durante dos años bajo el mandato de Trump, describe cómo se deterioró la relación entre ambos después de que el primero insistiera en la tesis del fraude en las elecciones de 2020, según ha informado The Hill.

“Si hubiera habido alguna evidencia de fraude, no tendría motivo para reprimirlo. Pero mi sospecha desde el principio fue que no había nada allí. Todo eran tonterías“, dijo Barr en una entrevista concedido a ABC News.

Durante su intervención, el exfiscal también reveló que el líder de la minoría republicana en el Senado, Mitch McConnell, le urgió a rechazar las aseveraciones de Trump, preocupado porque su retórica le costara al Partido Republicano las elecciones de enero al Senado en Georgia. Finalmente fue así y, como resultado, los demócratas ganaron los dos asientos en liza y el control de la Cámara Alta.

Tras las elecciones de 2020, Trump insistió en repetidas ocasiones en la tesis del fraude, pero sin proporcionar pruebas al respecto. Una de las consecuencias de sus afirmaciones fue el asalto al Capitolio que sus partidarios protagonizaron el 6 de enero, cuando el Congreso celebraba una sesión conjunta para ratificar la victoria del actual presidente, Joe Biden.


Compartir