Sinibaldi llega a Torre de Tribunales por caso Construcción y Corrupción

Compartir

Nuevamente, el exministro de Comunicaciones, Alejandro Sinibaldi Aparicio, se encuentra en Torre de Tribunales. Esta vez, en el Juzgado de Mayor Riesgo D, a cargo de la jueza Erika Aifán, quien tiene a su cargo el caso Construcción y Corrupción (fase i y II).

Para este miércoles se tiene programado dar inicio a la audiencia de primera declaración, la cual se llevará a cabo a puerta cerrada por las restricciones establecidas debido a la pandemia Covid-19.

Antes de comenzar con la diligencia, personal de esa judicatura cubrió ventas y puertas de la sala. Abogados defensores de Sinibaldi aseguraron que el caso se declarará en reserva.

En julio de 2017, una nueva estructura de corrupción fue revelada por las autoridades del Ministerio Público, la  extinta Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala y el Ministerio de Gobernación, la cual era liderada  por Sinibaldi Aparicio.

Desde ese momento, el exfuncionario tenía orden de captura por los delitos de sociación ilícita, cohecho pasivo, lavado y financiamiento electoral ilícito.

Según con las investigaciones,  el exfuncionario creó una red de empresas mediante las cuales realizó el cobro ilegal de comisiones a contratistas del Ministerio de Comunicaciones. De acuerdo con el ente investigador, Sinibaldi habría recibido entre el 5 y 10 por ciento de esas actividades ilícitas.

Le puede interesar:

Ligado a proceso

El pasado 14 de septiembre, el juez Miguel Ángel Gálvez, titular del Juzgado de Mayor Riesgo B, resolvió ligar a proceso penal Sinibaldi por los delitos de asociación ilícita y lavado de dinero, en el caso Cooptación del Estado en su fase La Coperacha.

El exfuncionario, que se entregó a la justicia el 24 de agosto, luego de más de cuatro años de permanecer prófugo, ya ha asegurado que existe una “lista larga, larga, larga” de funcionarios que estarían implicados en el caso Odebrecht, investigación que también está siendo señalado,  y que la dará a conocer en su momento.

Las personas que supuestamente participaron en actos de corrupción con la empresa brasileña tuvieron cargos públicos durante los gobiernos de la Unidad Nacional de la Esperanza (UNE) y del Partido Patriota.


Compartir