Scientific American rompe su neutralidad tras 175 años y expresa su apoyo a Biden

Compartir

Scientific American, la revista de divulgación científica más antigua y reconocida de Estados Unidos, acaba de tomar la decisión de manifestar su apoyo a un candidato por primera vez en sus 175 años de historia.

A continuación, parte del editorial de la revista que fue publicado este martes, en el que, claramente, dejó de lado la neutralidad política que ha caracterizado para manifestar su apoyo al candidato demócrata a la Casa Blanca, Joe Biden, de cara a las próximas elecciones.

“Scientific American nunca ha apoyado a un candidato presidencial en sus 175 años de historia. Este año estamos obligados a hacerlo. No lo hacemos a la ligera”.

“La evidencia y la ciencia muestran que Donald Trump ha dañado gravemente a los EE.UU. y a su pueblo – porque rechaza la evidencia y la ciencia. El ejemplo más devastador es su respuesta deshonesta e inepta a la pandemia COVID-19, que costó la vida a más de 190,000 estadounidenses a mediados de septiembre”.

“También ha atacado las protecciones ambientales, la atención médica y a los investigadores y organismos científicos públicos que ayudan a este país a prepararse para sus mayores desafíos”.

“Por eso los instamos a que voten por Joe Biden, quien está ofreciendo planes basados en hechos para proteger nuestra salud, nuestra economía y el medio ambiente. Estas y otras propuestas que ha presentado pueden volver a encaminar al país hacia un futuro más seguro, más próspero y más equitativo”.

“La pandemia pondría en tensión a cualquier nación y sistema, pero el rechazo de Trump a la evidencia y a las medidas de salud pública ha sido catastrófico en los EE.UU.”.

“Se le advirtió muchas veces en enero y febrero acerca de la enfermedad de la avalancha, pero no desarrolló una estrategia nacional para proporcionar equipo de protección, pruebas de coronavirus o pautas claras de salud. La realización de pruebas para detectar el virus y el seguimiento de las personas que pueden haber infectado es la forma en que los países de Europa y Asia han logrado controlar sus brotes, salvar vidas y reabrir con éxito empresas y escuelas”.

“Pero en los EE.UU., Trump afirmó, falsamente, que cualquiera que quiera una prueba puede hacerse una prueba. Eso era falso en marzo y siguió siendo falso durante todo el verano.

“Trump se opuso a los 25,000 millones de dólares para el aumento de las pruebas y el rastreo, que figuraban en un proyecto de ley de alivio de la pandemia hasta julio. Estos lapsus aceleraron la propagación de la enfermedad en todo el país, especialmente en las comunidades altamente vulnerables que incluyen a las personas de color, donde las muertes aumentaron de manera desproporcionada”.

El editorial culmina con una exhortación a participar de las elecciones del 3 de noviembre.

“Aunque Trump y sus aliados han tratado de crear obstáculos que impiden a la gente votar con seguridad en noviembre, ya sea por correo o en persona, es crucial que los superemos y votemos. Es hora de sacar a Trump y elegir a Biden, que tiene un historial de seguir los datos y ser guiado por la ciencia”.


Compartir