Reino Unido llevará a cabo el primer ensayo del mundo que infectará de coronavirus a personas sanas

Compartir

Reino Unido llevará a cabo el primer ensayo de infección humana controlada del coronavirus del mundo, en el que personas sanas serán infectadas con el virus para estudiar la eficacia de las vacunas y los tratamientos contra la enfermedad.

El estudio, que ha obtenido este martes la aprobación ética, comenzará “en las próximas semanas” y en el mismo participarán 90 voluntarios sanos “cuidadosamente escogidos” con edades que oscilan entre los 18 y los 30 años.

  • Se expondrán al virus en un ambiente controlado y seguro, mientras que profesionales sanitarios vigilarán su salud.

Carga viral

Entre otros aspectos, la investigación ayudará a los científicos a comprender qué carga viral es necesaria para causar una infección y cómo el sistema inmunitario reacciona al SARS-CoV-2. Además, hará que los profesionales sanitarios tengan un mejor entendimiento de la COVID-19, la enfermedad causada por el virus, que desembocará en el desarrollo de más vacunas y tratamientos.

El Ministerio de Negocios, Energía y Estrategia Industrial británico ha informado en un comunicado de que el estudio, que llevarán a cabo el grupo de trabajo de Vacunas de Reino Unido y el Imperial College de Londres, entre otras entidades investigadoras, está financiado con 33,6 millones de libras (más de 38.6 millones de euros), proporcionados por el Gobierno británico.

Encontrar las mejores y más efectivas vacunas

El ministro de Negocios, Kwasi Kwarteng, ha señalado que el estudio pretende “encontrar las mejores y más efectivas vacunas” para usarlas “durante un largo período de tiempo”, por lo que la investigación mejorará el conocimiento de los científicos sobre cómo afecta el coronavirus a las personas. Asimismo, ha reconocido los “increíbles progresos” de los investigadores y científicos de todo el mundo a este respecto.

Por su parte, el jefe interino del grupo de trabajo de Vacunas en Reino Unido, Clive Dix, dijo que es “esencial” continuar desarrollando nuevas vacunas y tratamientos para la COVID-19 y, en este contexto, el estudio ofrece “conocimientos únicos”.

Durante varias décadas, los estudios clínicos llevados a cabo en humanos, en condiciones seguras, han jugado un rol importante en la aceleración del desarrollo de tratamientos para enfermedades como la malaria, el cólera y la gripe.

Hasta el momento, la pandemia de coronavirus ha dejado más de 109,5 millones de personas contagiadas, incluidas más de 2,4 millones de víctimas mortales.


Compartir