Rafa Nadal sigue firme en Melbourne antes de su primer gran examen - Crónica

Rafa Nadal sigue firme en Melbourne antes de su primer gran examen

El tenista español Rafa Nadal se metió sin problemas en la tercera ronda del Abierto de Australia, primer ‘Grand Slam’ de la temporada, tras imponerse al alemán Yannick Hanfmann en tres sets (6-2, 6-3, 6-4), mientras que también superaron su segundo partido Pablo Carreño, con mucho sufrimiento ante el neerlandés Tallon Griekspoor y Carlos Alcaraz, con mucha autoridad ante el serbio Dusan Lajovic.

El balear, campeón en Melbourne en 2009, se mostró muy sólido ante un rival clasificado desde la previa, pero que venía animado tras eliminar en primera ronda al australiano Thanasi Kokkinakis, ganador la semana pasada en Adelaida, pero que no pudo inquietar demasiado al campeón de 20 ‘grandes’.

El número cinco del mundo continúa dando pasos adelante en busca de su mejor tenis, al que todavía le falta más precisión con sus golpes desde el fondo. El de Manacor acumuló 26 errores no forzados, casi la mitad (12) con su mejor arma, el ‘drive’, un aspecto a mejorar para lo que se le viene en su tercer partido con el poderoso e incómodo ruso Karen Kachanov, su primer gran examen.

Nadal cerró el partido con 30 ganadores y con la buena noticia de mantener intacto su servicio, cediendo únicamente dos opciones de rotura a Hanfmann, ambas en el primer set. Sin embargo, no metió demasiados ‘primeros’ (54 por ciento) y sumó cinco dobles faltas, mientras que le faltó más ‘voracidad’ en las bolas de rotura, ya que aprovechó únicamente cuatro de las 16 que tuvo.

De todos modos, el español supo controlar bien y no perder la paciencia ante un rival que apostó por jugar muy agresivo y de jugar pocos peloteos, la única táctica que le funcionó porque cuando el punto se alargó, casi siempre fue para que lo ganase el exnúmero uno del mundo.

Aún así, la primera complicación del duelo fue para Nadal, que tuvo que levantar una bola de rotura con 2-2 para evitar verse por detrás. Hanfmann, en cambio, no salvó su primera complicación con el servicio a continuación para perder el saque, y tampoco fue capaz de aprovechar la siguiente oportunidad que le dio el balear para acabar cediendo la primera manga otra vez con su saque.

Pero a partir de ahí se acabaron las concesiones del español con el servicio, aunque el alemán no hincó la rodilla y, sufriendo al servicio, mantuvo igualado el choque hasta el octavo juego, cuando el campeón de 2009 rompió para ponerse 5-3 y cerrar con su saque.

El guión no varió en el tercer parcial, en el que Nadal jugó más agresivo y algo más impreciso. Pese a ello, logró romper pronto para sentirse más cómodo y finalmente sentenció su pase a la tercera ronda a su quinta bola de partido tras dos horas y 43 minutos.

Carreño sufre, Alcaraz arrolla

Junto al número uno español, también superaron su segundo partido en Melbourne Park el asturiano Pablo Carreño y el murciano Carlos Alcaraz, aunque ambos lo hicieron de manera diferente ya que el primero, decimonoveno cabeza de serie, necesitó más de cuatro horas para deshacerse del neerlandés Tallon Griekspoor por 6-3, 6-7(6), 7-6(3), 3-6 y 6-4 para citarse con el estadounidense Sebastian Korda.

En cambio, el joven pupilo de Juan Carlos Ferrero arrolló a un rival complicado como el serbio Dusan Lajovic, 39 del mundo, por 6-1, 6-2, 7-5, en un duelo donde fue capaz de levantar una desventaja de 4-2 en el tercer set. Ahora, tendrá un duro examen ante el italiano Matteo Berrettini en su primera vez en tercera ronda en el ‘grande’ oceánico.