PIB francés caerá un 8.7% en 2020, menos de lo previsto inicialmente

Compartir

La economía francesa se contraerá un 8.7% este año y volverá un poco más rápido de lo esperado a su nivel anterior a la crisis del coronavirus, dijo el lunes el Banco de Francia en un pronóstico mucho menos pesimista que en junio.

Si bien hasta ahora había previsto una disminución del producto interno bruto (PIB) del 10.3% en 2020, “el choque del segundo trimestre fue menos grave de lo previsto” y “el repunte sugerido por las encuestas empresariales de los últimos meses es más fuerte”, dijo el banco central francés en sus últimas proyecciones macroeconómicas. 

Esta previsión está en línea con la del Instituto de Estadísticas francés (INSEE), que pronostica una recesión del 9% este año, pero es más optimista que la del gobierno francés, que prevé un hundimiento del PIB del 11%, aunque podría revisar pronto esta cifra.

El Banco de Francia espera entonces que el PIB se recupere en un 7.4% en 2021, seguido de un crecimiento del 3% en 2022. Así, la economía francesa volvería a su nivel anterior a la crisis a principios de 2022.

También revisó a la baja el impacto en el empleo. Aunque el desempleo aumentará este año, con “alrededor de 800,000” puestos de trabajos perdidos, y una tasa de desempleo que podría alcanzar el 11.1% en 2021, “más de 700,000 puestos de trabajo” se volverán a crear en 2021 y 2022, indicó la institución.

Sin embargo, el Banco de Francia subrayó que este escenario sigue estando sujeto a cómo evoluciona la epidemia, pero también al resultado de las negociaciones del Brexit. 

La mejora de las previsiones se debe a que los sectores de la automoción, hotelería, restauración y construcción se han recuperado ligeramente mejor de lo que se esperaba a principios del verano. Del mismo modo, el consumo y la inversión de los hogares resistieron mejor de lo que se pensaba, detalló el Banco de Francia.


Compartir