Ortega arremete contra líderes opositores y la Iglesia Católica, a quien tilda de “demonios de sotana”

Compartir

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, arremetió este lunes contra líderes opositores y contra la Iglesia Católica, a quien ha tildado de “demonios de sotana”, para después acusar al Gobierno de Estados Unidos de “financiadores de terroristas”.

Durante un discurso que pronunció por el aniversario de la fundación de la Dirección de Operaciones Especiales de la Policía (DOEP), Ortega acusó a Washington de ser “terroristas de traje y corbata”, que “mandaban y pagaban a los pandilleros para que cometieran crímenes”.

Lea también: La Justicia de Nicaragua envía a juicio a la opositora Cristiana Chamorro

También dedicó unas palabras a los sacerdotes, a quienes acusó de no tener “ningún respeto a Dios, a Cristo ni a la virgen”, para reprocharles que “defienden los tanques” y se posicionan del lado estadounidense.

En referencia al proceso judicial iniciado contra diversos líderes y miembros de la oposición, a quien ha acusado de “vendepatrias, traidores y terroristas”, Ortega ha asegurado que “se estaban preparando para repetir la historia y se está haciendo justicia”.

Lea también: Rosario Murillo, vicepresidenta de Nicaragua, califica las sanciones de “pandemia de agresiones”

“Satánicos”

Por último, para criticar a los sacerdotes, el presidente nicaragüense hizo referencia la litigio que mantiene con Colombia por las fronteras marítimas, acusándolos de “satánicos” por no pronunciarse, y rechazando la postura de Colombia, mientras que ha pedido “unidad” al pueblo de Nicaragua para hacer frente a esta disputa, que llevará a ambos países ante el Tribunal Internacional de Justicia.

El presidente Ortega busca ser reelegido en las próximas elecciones del 7 de noviembre, en cuyo marco electoral se lleva a cabo la ola represiva contra formaciones opositoras, lo que ha dejado más de 30 políticos y periodistas independientes detenidos en los últimos meses.


Compartir