Los principales partidos opositores denuncian un “golpe de Estado” tras el ascenso al poder del hijo de Déby

Los principales partidos opositores de Chad denunciaron un “golpe de Estado institucional” tras la creación de un Consejo Militar de Transición (CMT) encabezado por Mahamat Idriss Déby, hijo del fallecido presidente Idriss Déby, muerto el martes tras resultar herido en combates con los rebeldes del Frente para la Alternancia y la Concordia en Chad (FACT).

En un comunicado conjunto, los partidos integrados en la coalición Alternance 21 rechazaron un traspaso de poderes “monárquico” y reclaman una transición dirigida por civiles a través de “un diálogo inclusivo”.

Asimismo, pidieron a la población que “no obedezcan decisiones ilegales, ilegítimas e irregulares adoptadas por el CMT, surgido inmediatamente después del anuncio de la muerte de Déby, incluida la ‘hoja de transición’ publicada el miércoles para regir los destinos del país durante la transición, fijada en 18 meses prorrogables.

Lea también:

Petición a Francia

Los opositores reclaman a los chadianos que “permanezcan vigilantes contra toda forma de toma del poder o su confiscación por la fuerza” y solicitan al presidente de Francia, Emmanuel Macron, y al Ejército del país europeo que “no se inmiscuya en los asuntos internos de Chad”.

En este sentido, hicieron hincapié en la necesidad de declarar un alto el fuego para abrir un proceso de conversaciones “inclusivo” respaldado por la comunidad internacional. En su comunicado, firmado por su portavoz, Mahamat Bichara, Alternance 21 alertó de que “no respetar estos puntos podría llevar a los firmantes a llamar a la población a un levantamiento popular”.

Resaltaron, también, la necesidad de una transición civil con un Parlamento integrado por representantes de partidos políticos, sociedad civil, líderes tradicionales y religiosos, y de la declaración de una amnistía para los opositores y rebeldes, tal y como ha recogido el portal Thad Infos.

Alternance 21 aboga, además, por la adopción de una nueva Constitución a través de un referéndum celebrado tras el citado diálogo nacional y la organización de unas elecciones presidenciales “libres, transparentes e inclusivas” a las que no se presenten los miembros del CMT.

Nuevos gobiernos

El presidente del CMT aseguró que nombrará “en los próximos días” al nuevo Gobierno de transición y mostró su voluntad de mantener contactos con las fuerzas políticas y la sociedad civil. “El CMT no tiene ninguna ambición de gobernar el país en solitario“, defendió.

“El CMT no está aquí para confiscar el poder. Cuando termine el periodo de transición de 18 meses, el poder será entregado a un Gobierno civil, tras unas elecciones libres y democráticas”, señaló el hijo de Déby, quien ocupa los cargos de presidente del CMT, del país y “jefe supremo” del Estado Mayor del Ejército chadiano, según la ‘hoja de transición’.

Mahamat Idriss Déby defendió que los derechos de los ciudadanos no se verán afectados y ha pedido a los partidos “seguir animando la vida política” y “jugando un papel importante en la consolidación de la democracia”.