Llueve dinero de Bloomberg en Florida antes de elecciones de EE. UU.

Compartir

El dinero del multimillonario Michael Bloomberg está lloviendo en Florida antes de las elecciones de noviembre en Estados Unidos: destinó 100 millones de dólares a la campaña del demócrata Joe Biden y recaudó 16 millones más para que los exconvictos paguen sus deudas y puedan votar.

  • Esto último desencadenó una investigación sobre la legalidad de sus esfuerzos.

El martes, una organización civil anunció que Bloomberg había ayudado a reunir 20 millones de dólares para pagar las multas y tarifas judiciales de casi 800,000 ciudadanos de Florida que cumplieron penas de prisión, pero no pueden votar porque mantienen deudas con el estado.

  • El New York Times informó que el multimillonario recaudó la mayor parte -16 millones- del total, aunque no directamente de su bolsillo.

El voto de los exconvictos de Florida, quienes son desproporcionadamente negros e hispanos, puede marcar la diferencia en un estado crucial en las elecciones y donde los resultados se dirimen por márgenes muy estrechos, a veces de menos de 1 punto porcentual.

FBI

La fiscal general de Florida, la republicana Ashley Moody, ordenó al FBI y a la policía de Florida que investiguen “potenciales violaciones a las leyes electorales” que podría haber cometido Bloomberg al facilitar a los exconvictos la posibilidad de votar, confirmó su portavoz a la AFP este jueves.

El diario local Miami Herald señala que es legal que alguien pague por las multas y tarifas judiciales de otra persona que fue convicta.

Pero el congresista por Florida Matt Gaetz, un fiel seguidor del presidente Donald Trump, había denunciado en el canal Fox que “esto no se trata sólo de dinero para publicidad”.

“Este es un incentivo específico para que un segmento específico de votantes vote de cierta manera, y creo que podría ser un crimen”, aseguró.

Un portavoz de Bloomberg dijo que esta investigación “es una táctica política obvia”.

“Es solo el último ejemplo de la forma como los republicanos intentan mantener a los floridanos privados de sus derechos”, afirmó.

Enmienda 4

La Coalición para la Restauración de los Derechos de Florida (FRRC), que lidera el movimiento para que voten los exdetenidos, no hace campaña por un partido político, sino para que los “ciudadanos retornados” a la sociedad recuperen el derecho al voto.

“La democracia que imaginamos no es una en la que los estadounidenses estén obligados a elegir entre poner comida en la mesa o votar”, dijo su director, Desmond Meade.

  • Más de 44 mil individuos de todo el país donaron para su causa
  • entre ellos John Legend, Steven Spielberg, Michael Jordan, LeBron James, así como las organizaciones Warner Music, Levi Strauss, MTV, Miami Dolphins y Miami Heat, entre otros.

El debate empezó en 2018, cuando cerca de 1.4 millones de expresidiarios de Florida ganaron en referendo la Enmienda 4 que les restauró el derecho a votar sin condiciones. Hasta entonces, perdían este derecho para siempre.

Al año siguiente el gobernador republicano, Ron DeSantis, firmó una ley que impuso la obligación de pagar las deudas judiciales para que los exconvictos pudieran inscribirse a votar. Estas deudas pueden ascender a varios miles de dólares y son impagables para muchos.

Grupos de derechos humanos demandaron entonces al gobernador por poner obstáculos a la Enmienda 4.

Hace dos semanas, una corte de apelaciones le dio la razón a DeSantis, un aliado de Trump. Falló a favor la jueza cubanoestadounidense Bárbara Lagoa, quien fue nominada por el presidente en ese panel y ahora es una de sus precandidatas para la Corte Suprema.

¿Recuperar el voto hispano?

La inyección de dinero de Bloomberg en Florida se siente también en la campaña electoral.

El multimillonario exalcalde de Nueva York, quien se retiró de las primarias demócratas, había anunciado hace 10 días que gastaría 100 millones de dólares en Florida para favorecer a Biden, quien ha perdido terreno en este estado.

Este jueves un comité político demócrata informó que Bloomberg volcó seis millones de dólares a la campaña orientada al voto hispano, un electorado que en el resto del país es demócrata, pero que en Florida se inclina por Trump gracias a los cubanoestadounidenses.

“Trump ha fomentado la división en nuestro país, incluso a través de sus implacables ataques contra la comunidad latina”, dijo el multimillonario. “Pero este noviembre, los votantes hispanos desempeñarán un papel fundamental en las elecciones”.

La mayoría de los modelos muestran que, para poder quedarse en la Casa Blanca, Trump necesita absolutamente ganar Florida, que aporta 29 de los 270 votos electorales necesarios para ganar.


Compartir