Las razas de perro más y menos longevas

Las razas de perro más y menos longevas

Se trata de un estudio realizado con perros de distintas razas en el Reino Unido

Un estudio de 30.563 registros de muertes de perros en prácticas veterinarias en el Reino Unido entre 2016 y 2020, publicado en Scientific Reports, ha revelado las razas más y menos longevas.

Los Jack Russell Terriers y los Yorkshire Terriers tienen la esperanza de vida más alta de las razas de perros en el Reino Unido. Sin embargo, las razas de cara chata, como los bulldogs franceses y los pugs, tienen algunas de las expectativas de vida más bajas.

Dan O’Neill, del Royal Veterinary College de la Universidad de Londres, y su equipo utilizaron la base de datos VetCompass, categorizada en 18 razas de perros reconocidas por el Kennel Club, y también en un grupo de perros cruzados. Crearon tablas de vida que calculan la esperanza de vida a lo largo del ciclo de vida, a partir del nacimiento (0 años), según un comunicado.

Los Jack Russell Terriers tenían la esperanza de vida más alta al nacer (12,72 años), seguidos por los Yorkshire Terriers (12,54 años), los Border Collies (12,10 años) y los Springer Spaniels (11,92 años). Por el contrario, los Bulldogs franceses tenían la esperanza de vida más baja al nacer (4,53 años). Esto es aproximadamente tres años menos que otras razas de cara chata que mostraron una baja esperanza de vida al nacer, incluidos los Bulldogs ingleses (7,39 años) y los Pugs (7,65 años). Los autores proponen que estas esperanzas de vida cortas podrían ser el resultado de los altos riesgos para la salud que se sabe que ocurren en estas razas de cara chata.

LOS PERROS CASTRADOS VIVEN MÁS

En todas las razas de perros, la esperanza de vida promedio a la edad de 0 años para los perros machos fue de 11,1 años, cuatro meses menos que la estimación para las perras. Los perros castrados tenían una mayor esperanza de vida (11,98 años las hembras y 11,49 años los machos) que los que no estaban castrados (10,50 años las hembras y 10,58 años los machos). Los autores discuten los beneficios potenciales de la castración y la mayor esperanza de vida asociada y si la castración podría reflejar dueños de perros más responsables y un mejor cuidado.

Los autores concluyen que su trabajo ahora permite rastrear la esperanza de vida de los perros a diferentes edades, de manera similar a los humanos, y puede mejorar las predicciones para diferentes razas en el Reino Unido. También podría haber otros beneficios prácticos, como ayudar a los refugios para perros a proporcionar estimaciones precisas de la esperanza de vida restante de un perro durante la reubicación.