Las grandes tecnológicas de EE. UU. se preparan para defenderse ante el Congreso

Compartir

Los directores ejecutivos de cuatro gigantes tecnológicos estadounidenses, Facebook, Google, Amazon y Apple, se presentan este miércoles ante una comisión del Congreso de Estados Unidos que investiga si sus firmas abusan de su posición dominante en el mercado.

Mark Zuckerberg (Facebook), Jeff Bezos (Amazon), Sundar Pichai (Alphabet, matriz de Google) y Tim Cook (Apple) responderán ante el Comité Judicial de la Cámara de Representantes de forma remota debido a la pandemia de coronavirus. 

En comentarios conocidos el martes, quedó claro que tanto Zuckerberg como Bezos defenderán el “éxito” de sus firmas en un mundo de competencia feroz.

“Orgullosamente estadounidense”

Según comentarios preparados para la audiencia, Zuckerberg dirá que Facebook no habría tenido éxito sin las leyes estadounidenses que fomentan la competencia, pero que las reglas de internet ahora necesitan una actualización.

“Facebook es una empresa orgullosamente estadounidense”, dirá según los extractos de sus comentarios a los que accedió la AFP. “Nuestra historia no hubiera sido posible sin las leyes estadounidenses que fomentan la competencia y la innovación”, agregará.

De su lado, en un mensaje publicado en la web, Bezos dijo que “Amazon debería ser examinada” por los legisladores, como cualquier gran organización.

Pero tras calificar a su empresa de comercio electrónico como un “éxito” de Estados Unidos, se mostró desafiante al señalar que “cuando uno se mira al espejo, sopesa las críticas y aún piensa que está haciendo lo correcto, no hay fuerza en el mundo que sea capaz de doblegarlo”.

Esta será la primera vez que Bezos testifica ante el Congreso.

Tamaño y percepción

Zuckerberg también reconoció “las preocupaciones sobre el tamaño y la percepción del poder que tiene las compañías tecnológicas”.

“Por eso he instado a los gobiernos y reguladores a jugar un papel más activo” para “actualizar las reglas de Internet”.

“En última instancia, creo que las empresas no deberían emitir tantos juicios sobre cuestiones importantes como el contenido dañino, la privacidad y la integridad electoral por sí mismas”, agregará de acuerdo con los extractos.

De esa forma, se anticipa a previsibles críticas, de las que ya ha sido objeto en particular por parte de los demócratas y de organizaciones civiles, que consideran a la red social demasiado laxa frente a mensajes de la extrema derecha o de comentarios insultantes por parte del presidente Donald Trump.

Los republicanos creen, por su parte, que están siendo censurados por las plataformas fundadas en Silicon Valley, California, un bastión demócrata.

Zuckerberg hará asimismo un llamado al patriotismo económico de los legisladores.

“Creemos en ciertos valores -democracia, competencia, inclusión, libertad de expresión- sobre los que se ha construido la economía estadounidense”, dirá. “No hay garantías de que nuestros valores vayan a imponerse. China, por ejemplo, construye su propia versión de Internet sobre ideas muy diferentes y exporta esa visión a otros países”.

Zuckerberg ya había usado este argumento ante el Comité Financiero de la Cámara Baja en octubre pasado, en una audiencia sobre su proyecto de moneda virtual.

¿Abuso de posición dominante?

No obstante, la audiencia ante el Comité Judicial se centrará en si los cuatro gigantes de internet aplican prácticas monopólicas.

Las leyes antimonopolio de Estados Unidos hacen difícil para los reguladores actuar contra las empresas simplemente por ser grandes o dominantes si no pueden demostrar que dañan los consumidores o abusan de su poder de mercado.

Zuckerberg se anticipa sobre este punto al abordar el tema de las adquisiciones, que le han permitido transformar su red social en un imperio compuesto por dos plataformas (Facebook e Instagram), dos mensajerías (Messenger y WhatsApp) y otros productos derivados, desde servicios profesionales hasta videojuegos.

Esas cuatro aplicaciones han alcanzado este años unos 3.000 millones de usuarios por mes.

Cuenta allí con una enorme capacidad de recopilar y analizar datos de los consumidores, algo esencial para la publicidad digital, sector que dominan ampliamente Facebook y Google.

“Instagram y WhatsApp se han convertido en lo que son gracias a la infraestructura de Facebook”, a través de la cual “han podido abordar el spam y el contenido peligroso”, dirá Zuckerberg.


Compartir