LA RED: ¡Tusha!

Compartir

Crispino Picón Rojas

¡Tusha!

(Dícese cuando alguien va a hacer algo y queremos que falle; se dice cuando el rival va a tirar un penal, por ejemplo… o cuando alguien quiere hacer una maldad)

Hoy en día se han puesto de moda las teorías de la conspiración, que casi siempre son solo bolas que se hacen circular, para confundir a los más crédulos que navegan por las redes sociales.  Sin embargo, tenemos que saber que existen auténticas conspiraciones, de esas que se cocinan al más alto nivel y siempre tienen algún fin perverso.

Le recuerdo a los lectores, que yo soy un mesero con alma de periodista y que sé muy bien que puedo utilizar La Red –de informantes–, para saber cuándo una teoría de la conspiración es chafa y cuándo es verdadera.  No por nada se sabe que los meseros, mis colegas e informantes, escuchan muchísimas cosas que, ya en mi poder como insumo informativo, las proceso y separo la verdad de la mentira, la verdad de la fantasía.

Pues bien, entrando en materia, como muchos que acudimos a las manifestaciones en La Plaza en noviembre pasado para protestar contra los corruptos funcionarios, diputados, jueces, magistrados y demás, me llené de indignación, cuando alguien del propio MP salió con el chío –100% cierto–, de que la Madame de Gerona –la Fiscal General Consuelo Porras,– le topó caula nada menos que al tenebroso Ricardo Méndez Ruíz, el mero mero tatascán de Fundaterror, quien le dio el pretexto para ir con todo en contra de nuestro Elliot Ness chapín, el jefe de la Fiscalía contra la Impunidad (Feci), Juan Francisco Sandoval, por cierto muy ocupado últimamente destapando casos de corrupción que, extrañamente, le ponen en la mira de su jefa, en vez de darle aplausos y halagos.

Indignado, recordé que alguien cercado a la Madame, es el expresidente Jimmy Morales, quien vive enfiestado y siempre contrata colegas meseros para celebrar.  Por eso, pensé averiguar el fondo de esta conspiración real y saber hasta dónde está dispuesta a llegar la gran jefa del MP. Les cuento el cuadro que he podido armar con la información recopilada.

Pues bien, me cuentan que las parrandas de Jimmy, eran triviales, sin muchos temas de fondo –ni modo que esperar del exgobernante y cómico un análisis profundo… ni que fuera talentoso y visionario–, más bien trata de apantallar a las y los presentes con sus chistes de mal gusto, siempre tipo Moralejas.  Sin embargo, todo cambió cuando Los intocables de Sandoval encontraron aquel montón de pisto –Q122 millones–, en una elegante casa en Antigua Guatemala y resultó que era platita proveniente de sobornos y estaba a cargo del exministro y chinchín de Jimmy, el Tamalón José Luis Benito.  Pues bien, desde entonces, cada vez que se toma los tragos, se le ve bien nervioso. ¿Será porque parte del dinero era suyo?

Pero el tema es que entre tragos, bocas, llanto y cólera, Jimmy confirmó que tuvo que llamar a la Madame de Gerona, para pedirle que, de una vez por todas, sacara de la jugada al Elliot Ness chapín, porque siente que le está resoplando en la nuca –sin ser malpensados, por favor–, y que la caleta confiscada, no es más que una entre varias que andan por ahí.

Pues en la llamada a Porras, el Einsten exgobernante le recordó lo siguiente: — yo dejé bien establecido la tesis para la labor del MP: hay que perseguir el delito, no a la persona.  Siga Usted mi estimada Fiscal, esa ruta.  Muchos se rieron de esa teoría que lancé, pero fueron más los que me dijeron que era brillante…

Lo que sí le pidió –y le recordó por qué estaba en el cargo–, es que detuviera a puro tubo la investigación sobre Benito, porque hay muchos conejos que pueden saltar de las gavetas Así es este cómico expresidente, siempre sale con sus analogías –por tontas que sean–, para lucirse con sus charadas.

Pero por la afinidad entre ambos, la Madame le dijo que le dejara a ella la chamba de sacar del camino a Sandoval, y ahí mismo llamaron a Fundaterror, para que él diera el pretexto.  De nuestra parte, solo decimos ¡Tusha!, para todos su intentos.  Al fin, que tampoco es brillante, como lo demostró muy rápido, al nombrar a una impresentable Fiscal Especial.  Solo confirmó su mala fe… además de la torpeza.  Pero lo que cuenta, es que el ¡tusha!, siga funcionando.

La estrtegia en este 2021, es la de decir a los cuatro vientos que respalda a Sandoval, pero seguir minando su área de acción, para que no pueda continuar con esa su cruzada contra la corrupción y la impunidad. Lo único malo, es que ya le han puesto el ojo encima los grupos de la sociedad civil, los manifestantes ciudadanos y la embajada estadounidense. ¡Ah!, se me olvidaba que otra que la tiene en la mira, es la congresista de Estados Unidos, Norma Torres –nacida en chapinlandia–, quien le lleva ganas para incluirla en la lista de funcionarios corruptos si sigue apostando por ser la tapadera en el MP.


Compartir