La Conferencia Episcopal de Tanzania confirma la muerte de más de 80 miembros con síntomas de coronavirus

Compartir

La Conferencia Episcopal de Tanzania confirmó este miércoles la muerte de más de 80 curas, monjas y religiosos en el país durante los últimos dos meses por problemas respiratorios, después de que el presidente, John Magufuli, negara durante meses que hubiera contagios por coronavirus en el país africano.

El secretario general de la Conferencia Episcopal de Tanzania, Charles Kitima, indicó que desde diciembre han fallecido 60 monjas, 25 curas y dos altos cargos y ha pedido a los miembros de la Iglesia que tomen precauciones frente al coronavirus, según ha informado el diario tanzano ‘The Citizen’.

“Por favor, sigan adoptando precauciones contra la enfermedad y siguiendo las instrucciones del Ministerio de Sanidad“, dijo antes de resaltar que “los curas y las hermanas mueren, pero esta cifra en dos meses ha sido un varapalo, especialmente considerando que el Gobierno ha fortalecido el sistema sanitario”.

Kitima señaló, sin embargo, que no puede decir con certeza si los fallecimientos se han debido a la COVID-19, la enfermedad causada por el coronavirus, dado que no se realizaron pruebas, si bien ha resaltado que todos mostraron “problemas respiratorios” y otros síntomas.

“A la gente no se le hacen pruebas, ese es un gran desafío”, destacó, tal y como ha recogido la cadena de televisión británica BBC. “La Iglesia tiene cerca de 500 centros sanitarios en el país, pero no tenemos permiso para hacer pruebas y no tenemos el equipamiento para llevarlas a cabo”, lamentó.

Tanzania

La gestión de la pandemia por parte del Gobierno de Tanzania es criticada debido a la falta de restricciones y la ausencia de datos oficiales sobre contagios y fallecidos desde principios de mayo de 2020.

Así, el obispo Gervas Nyaisonga, miembro de la Conferencia Episcopal de Tanzania, alertó a finales de enero del incremento de los funerales, que achacó “a una posible nueva ola de contagios por coronavirus”, a pesar de las afirmaciones del Gobierno sobre la ausencia de casos en el país.

Finalmente, Magufuli pidió el 21 de febrero a la población que use mascarilla para protegerse del coronavirus, tras meses pronunciándose contra su uso y criticando el posible uso de vacunas, además de recomendar en su lugar oraciones y remedios de nula eficacia.

Magufuli se pronunció a finales de enero contra la vacunación frente al coronavirus y dijo que “las vacunas son peligrosas”. “Si el hombre blanco fuera capaz de crear vacunas ya tendríamos una para el sida, para la tuberculosis, para la malaria, para el cáncer”, dijo.

Las palabras del presidente sobre el uso de la mascarilla llegaron días después de la muerte por coronavirus del vicepresidente primero del archipiélago semiautónomo de Zanzíbar, Maalim Seif Sharif Hamad, y de semanas de críticas de la Organización Mundial de la Salud (OMS) por la gestión de la situación.


Compartir