Estamos en “el inicio del fin de la pandemia”, según el inmunólogo Luke O’Neill

Compartir

La pandemia del Covid-19 podrá menguar en menos de un año, pero los países con más vacunas deberán compartir el medicamento con los demás. Así lo prevé el inmunólogo irlandés Luke O´Neill.

“Si obtenemos protección en nuestros propios países, debemos compartir con el mundo el exceso de vacunas que tenemos. Canadá cuenta con 9 vacunas por persona, Estados Unidos 7, Reino Unido 6, y la Unión Europea 5. Dar el exceso de vacunas a países que las necesitan es imprescindible, ya que permitirá que el mundo logre antes altos niveles de vacunación. Le estamos pidiendo a cada país del mundo desarrollado que se preparen para regalar vacunas, por extraño que parezca“, precisó el profesor de Bioquímica en la Escuela de Bioquímica e Inmunología del Trinity College de Dublín en un video publicado recientemente en NewstalkFM, que se viralizó en las redes.

“Si obtenemos protección en nuestros propios países, no vamos a querer nuevas cepas del virus irrumpiendo en el escenario local, mientras otros países son vacunados, y este punto es crucial”, resaltó.

El inicio del fin

El científico, asimismo, considera que la caída en el número de contagios y de mortalidad registrados mundialmente en las últimas semanas en el inicio del principio del fin. De acuerdo con la previsión del especialista, los próximos nueve meses serán claves para lograr doblegar a la pandemia del coronavirus, por lo que habrá que pisar el acelerador en el proceso de vacunación.

  • O´Neill estima que dentro de los próximos seis a nueve meses se podría estar recuperando cierta normalidad.

El precio que habrá que pagar

“Una vez que la vacunación esté extendida, aún tendremos que restringir los viajes entre los diferentes países. Ese es el precio que tendremos que pagar para tener cierta libertad y no volver a confinamientos estrictos. La libertad implicará la reapertura de actividades, permitirá que ciertos eventos vuelvan a hacerse, eventos de escala internacional empezarán de vuelta a suceder, pero el precio que debemos pagar será el de no poder llevar a cabo viajes internacionales”, precisó.

El autor de varios libros como Humanología o El gran libro irlandés de la ciencia y Never Mind the B#ll*cks cree que la principal causa para limitar los viajes entre diferentes países son las mutaciones del SARS-CoV-2, que aún son un motivo de preocupación.


Compartir