Escalada de precios continúa; Transurbano sube a Q8 el pasaje en medio de malestar

Escalada de precios continúa; Transurbano sube a Q8 el pasaje en medio de malestar

  • En mercados y supermercados se hace evidente el alza en el costo de la vida

Aunque el índice de precios al consumidor y la inflación oficial no muestran un nivel alarmante, los consumidores guatemaltecos han comprobado que los precios de la mayoría de productos básicos se ha incrementado en niveles considerables, mientras que el precio del transporte urbano también ha subido, sin que haya de por medio una autorización de la Municipalidad capitalina.

En efecto, los mercados y supermercados ven incrementados casi a diario los precios de algunos productos, a pesar de que el INE reconoce que se hay mayor inflación, aunque asegura que el nivel inflacionario se mantiene por debajo del registrado durante los mismos meses el año pasado.

Un breve sondeo realizado por Crónica entre consumidores y expendedores de mercados rechaza que la situación sea como dice el INE, y aseguran que el alza de precios que se está viendo es muy superior a la registrada en años anteriores.

Las autoridades sostienen que los precios de la canasta básica han subido, pero menos que el año pasado.

Se indica que la carne, las verduras, las frutas, los granos básicos, el pan y otros productos registan constantes ajuste al alza en sus precios.

Las autoridades de economía, lo mismo que los vendedores, atribuyen los incrementos al alza en los combustibles, que han registrado su nivel histórico más alto, sin que pueda pensarse que ya se ha llegado a los precios más altos, pues cada semana se registran repuntes y los gasolineros dicen que pronto se romperá la barrera de los Q45 por galón en las gasolinas regular y diesel, que son las que más se consumen en el país.

Los vendedores de mercados se quejan porque ha bajado la afluencia de consumidores, pero reconocen que es por el alza de precios que afecta la economía doméstica.

Los pilotos del Transurbano entrevistados, indicaron que no son ellos los que deciden los precios que cobran, sino que únicamente reciben órdenes. Las autoridades consultadas indicaron que no se ha autorizado ningún incremento.

El defensor del usuario del transporte, Edgar Guerra, de la Procuraduría de los Derechos Humanos (PDH), informó que ha confirmado el caso del alza al transporte en el Transurbano hasta Q8 por pasaje, cuando lo autorizado es Q5 por pasaje.

Guerra dijo que “no hay justificación” para el incremento. Aunque no explicó la mecánica, dijo que los empresarios del Transurbano “deben devolver el dinero que han cobrado de más”.