El primer desafío de Kamala Harris: “Frenar” el flujo migratorio en la frontera sur

Compartir

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, encargó este miércoles a la vicepresidenta, Kamala Harris, “los esfuerzos” para “frenar” el flujo migratorio en la frontera sur con México, en el que será su primer gran desafío desde que llegó como ‘número dos’ a la Casa Blanca.

“No se me ocurre a nadie mejor cualificado para hacer esto”, subrayó Biden durante una reunión celebrada en Washington en la que también participó el secretario de Seguridad Nacional, Alejandro Mayorkas, y el secretario de Salud y Servicios Humanos, Xavier Becerra.

El presidente de Biden, quien ya se encargó de este tipo de medidas cuando ejercía como vicepresidente durante la Administración de Barack Obama, explicó que si bien “este aumento” migratorio comenzó ya en el anterior Gobierno, “es la responsabilidad” del actual poner freno a esta situación.

Biden pidió a Harris que lidere a Estados Unidos en la alianza con México y el conocido como Triángulo Norte –El Salvador, Guatemala y Honduras–, pues “necesitarán ayuda para frenar el movimiento de tanta gente y “detener la migración en la frontera sur”.

La vicepresidenta, dijo Biden, “ha acordado liderar nuestro esfuerzo diplomático y trabajar con estas naciones para aceptar” a quienes lleguen y “mejorar la aplicación de las leyes migratorias en sus fronteras”.

Lea también:

¿Qué dijo Harris?

“No hay duda de que esta es un gran desafío”, señaló Harris, quien horas antes de este anuncio confirmó para la cadena CBS que ella y Biden “por supuesto” visitarían “en algún momento” la frontera sur.

“En algún momento, por supuesto iremos a la frontera (…), pero la realidad es que además tenemos que lidiar con las causas fundamentales. Tenemos que lidiar con lo que está sucediendo en el Triángulo Norte y abordarlo de una manera que no solo se trate de diplomacia”, explicó.

Harris, quien aseguró que “llevará tiempo” solucionar este problema, insistió en la necesidad de profundizar en la situación que viven estos países para poder gestionar las “causas de por qué la gente sigue llegando” a Estados Unidos.

  • El aumento de la migración ha creado una situación complicada de manejar dentro de la Casa Blanca, más cuando Biden prometió durante la campaña electoral revertir las muy cuestionadas políticas de su antecesor, Donald Trump.
  • La Patrulla Fronteriza ha experimentado mayor presión en los últimos meses y asegura que unos 530 menores no acompañados llegan a la frontera todos los días. Actualmente son más de 21,000 niños bajo la custodia de Estados Unidos.

Le puede interesar


Compartir