El ministro de Salud se puso estricto - Crónica

El ministro de Salud se puso estricto

Ante las constantes quejas de la población por la pésima atención en los hospitales y centros de salud, la falta de medicamentos e insumos y el abuso del goce de prestaciones por parte del personal y en general, por la insuficiencia de recursos, el ministro de Salud Pública y Asistencia Social, Mariano Rayo Muñoz, tomó una decisión «drástica».

Según la Circular MRM 06-2015 de fecha 29 de octubre, prohibió realizar cualquier tipo de actividad con financiamiento proveniente de proveedores o terceros; no se autoriza la realización de convivios o cualquier otra actividad que comprometa recursos propios de la institución (aunque solo dentro de las instalaciones a cargo de esa cartera).

Tampoco será posible suspender el horario laboral y de atención para llevar a cabo esas actividades, aparte de que se prohíbe tajantemente a todo el personal, recibir cualquier tipo de pago o emolumento proveniente de manera directa o indirecta de proveedores o persona ajena al ministerio.

Ahora, falta la ver la reacción de los sindicatos y del gremio médico-hospitalario y si los demás ministerios siguen el ejemplo.