El fiscal general anuncia una investigación contra la Policía de Louisville tras la muerte de Breonna Taylor

Compartir

El fiscal general de Estados Unidos, Merrick Garland, anunció que el Departamento de Justicia ha abierto una investigación contra la Policía de Louisville, ciudad ubicada en el estado de Kentucky, tras la muerte de la ciudadana afroamericana Breonna Taylor.

Taylor, una mujer de 26 años que estudiaba Enfermería, murió hace poco más de un año en su propia casa, cuando tres policías vestidos de civil entraron en su domicilio –según las primera pesquisas, por error– confundiendo a su novio con otra persona. Este, pensando que eran intrusos, asimismo, disparó un tiro de advertencia, lo que desencadenó un tiroteo que acabo con la vida de ella.

La Policía de Louisville se vio inmersa en un intenso escrutinio tras la muerte de Taylor, que sucedió junto a la de otros ciudadanos afroamericanos, como George Floyd, lo que desencadenó una ola de protestas en todo el país por la igualdad racial.

Según Garland, que ha hecho el anuncio desde las oficinas principales del Departamento de Justicia, la investigación permitirá descubrir si la Policía de Louisville lleva a cabo un “patrón o práctica de uso de la fuerza irrazonable, también contra personas involucradas en actividades pacíficas”.

“Determinará si participa en detenciones, registros e incautaciones inconstitucionales, así como si ejecuta ilegalmente órdenes de registro en viviendas particulares”, ha agregado, añadiendo que también servirá para descubrir si el Departamento de Policía de Louisville participa en un conducta “discriminatoria” basada en “la raza”.

A juicio de Garland, hay una causa “razonable” para creer que, en este caso, por lo tanto hay un “patrón o práctica de violaciones constitucionales”. Tras la investigación, el fiscal general estadounidense ha garantizado que se emitirá un informe “público” con las conclusiones.

Reforma policial

El alcalde de Louisville, Greg Fischer, ha saludado la apertura de la investigación y, en rueda de prensa, ha reiterado que, desde la muerte de Taylor, la ciudad y todo el país han entendido “la necesidad de una reforma policial y de justicia racial”. El gobernador de Kentucky, Andy Beshear, se ha expresado en la misma línea y ha prometido su “completa cooperación” para ampliar lo que el Departamento de Justicia demande “a todo el estado”.

Por su parte, el abogado de la familia de Taylor, Sam Aguilar, ha declarado a la cadena de televisión CNN que la apertura de la investigación es una “noticia maravillosa”. “Sabemos desde hace mucho tiempo que nuestro Departamento de Policía está plagado de cuestiones que se esconden continuamente bajo la alfombra”, ha señalado.

Juicio

  • El juicio contra el agente acusado de la muerte de la mujer, Brett Hankison, se fijó para el 1 de febrero de 2022 la semana pasada.
  • Está acusado de varios cargos, entre los que se destaca presuntamente disparar a ciegas a través de una puerta y una ventana, balas que entraron en un apartamento aledaño donde se encontraba una mujer embarazada, otro hombre y un niño, según la Fiscalía de Kentucky.
  • Hankison se ha declarado inocente de todos los cargos.

Es la segunda investigación de estas características que abre el Departamento de Justicia en menos de una semana. Garland ya había anunciado una investigación sobre las prácticas de la Policía de Mineápolis, después de que el tribunal del condado de Hennepin declarase culpable de todos los cargos al agente Derek Chauvin por el asesinato de Floyd.


Compartir