El expresidente salvadoreño Saca admite un sobresueldo durante toda su Administración a su mujer

Compartir

El expresidente de El Salvador Elías Antonio Saca, quien se encuentra cumpliendo condena por corrupción, confesó este jueves ante la Justicia que su esposa, Ana Ligia, recibió un sobresueldo financiado con fondos públicos durante toda su Administración.

Ligia, acusada por la Fiscalía salvadoreña por supuesto lavado de dinero de 17.6 millones de dólares, habría recibido un sobresueldo de 10,000 dólares mensuales desde 2004 hasta 2009, cuando su marido ostentó la Presidencia.

  • En el caso ‘Destape de la Corrupción II’ también son acusados por la Fiscalía el hermano de Ligia y otras seis personas por lavado de dinero.

No obstante, Saca ha asumido la completa responsabilidad, junto a tres de sus exfuncionarios de haber desviado dinero, y ha reiterado que Ligia desconocía la procedencia del dinero.

El exmandatario también confesó haber autorizado el pago de tarjetas de crédito de Ligia con fondos públicos.

Ex primera dama

La defensa de la ex primera dama confirmó la teoría de que su cliente desconocía de dónde venía el dinero, y aseguró que pensaba que la cantidad mensual que recibía era un salario, según recoge ‘La Prensa Gráfica’.

Saca cumple una pena de diez años después de que confesara haber desviado 301 millones de dólares en fondos públicos durante su mandato entre 2004 y 2009.

Al expresidente lo detuvieron el 30 de octubre 2016 durante la boda de su hijo y pactó con la Justicia para conseguir un juicio abreviado y reducciones de pena a cambio de confesar sus crímenes.

Por su parte, Ligia es la primera esposa de un expresidente en proceso penal en la historia democrática reciente del país.


Compartir