El emperador emérito Akihita releva a su padre como el monarca más longevo de Japón

Compartir

El emperador emérito Akihito, de 87 años, se ha convertido este jueves en el monarca más longevo de Japón, título que perteneció antes a su padre, Hirohito.

Según la cadena de televisión NHK, del cómputo total han sido excluidos los gobernantes anteriores al periodo Asuka dada que la información sobre sus años de vida no resulta fiable.

Nacido el 23 de diciembre de 1933, Akihito ascendió al trono en 1989 y lo ocupó durante tres décadas, hasta que abdicó el 30 de abril de 2019 en favor de su hijo, Naruhito, que tiene 61 años.

Datos de su vida

  • Akihito nació en Tokio, Japón el 23 de diciembre de 1933.
  • Ha sido el 125.º emperador de Japón y actualmente funge como emperador emérito, tras abdicar al trono el 30 de abril de 2019.
  • Es el quinto hijo y mayor de los varones, de Shōwa Tennō (Hirohito) y de la emperatriz Kōjun (Nagako).
  • Fue el hijo más deseado, ya que después de cuatro niñas, llegó el niño que un día sería emperador.
  • Siguiendo costumbres milenarias, se le separó de sus padres a la edad de tres años, para educarle de la mano de tutores que harían de él un príncipe imperial en toda regla.
  • A los 18 años de edad fue investido como príncipe heredero en el Palacio Imperial el 10 de noviembre de 1952.
  • El 10 de abril de 1959 contrajo matrimonio con Michiko Shōda (nacida el 20 de octubre de 1934), la mayor de las hijas de Shōda Hidesaburo, presidente de la compañía harinera Nisshin.
  • Se trataba de la primera plebeya casada con un miembro de la familia imperial japonesa.
  • Akihito procreó siete hijos con la emperatriz Michiko: emperador Naruhito, Aiko, princesa Toshi, príncipe heredero Fumihito, princesa Mako, princesa Kako, príncipe Hisahito y la princesa Sayako, quien renunció a los privilegios de la vida imperial al casarse con el funcionario del gobierno municipal de Tokio, Yoshiki Kuroda, en 2005.

Debido a la pandemia por Covid-19, el ex emperador se ha abstenido de salir a la calle, excepto para visitar el Palacio Imperial y no recibe visitas.


Compartir