El City elimina al PSG y se clasifica por primera vez en su historia a una final de la Champions League

Compartir

El Manchester City jugará la primera final de su historia de la Liga de Campeones tras eliminar en las semifinales al Paris Saint-Germain francés, al que derrotó este martes también en el partido de vuelta por 2-0 en un partido sin excesivos problemas para los de Pep Guardiola.

Los ‘Sky Blues’ volverán a pelear por un título continental 51 años después de conquistar la Recopa y tras superar por fin la barrera que había levantado la Champions a su multimillonario proyecto de cada temporada.

Bajo el mando de Pep Guardiola saltó la que le faltaba y podrá tener la opción de levantar su primera ‘Orejona’, la tercera como técnico para el de Santpedor, que retorna a este encuentro decisivo por primera vez en una década. Desde que dejase el FC Barcelona en 2012, el preparador no había tenido oportunidad de hacerlo.

El billete para Estambul no tuvo las turbulencias que se podían prever para el City, ayudado tanto por su resultado del Parque de los Príncipes (1-2) como por los problemas físicos de Kylian Mbappé, que no pudo comparecer en un Etihad Stadium, cuyo estado, por una nevada, afectó al desarrollo de los primeros 45 minutos.

Verratti y Di María, hasta su expulsión, fueron los mejores argumentos del líder de la Premier League, que sólo sufrió en el arranque, más impetuoso por parte de un PSG que soñó con ponerle emoción con un penalti que finalmente desestimó Bjorn Kuipers tras ver que la pelota había tocado en el hombro de Zinchenko.

Sin la mejor versión de Neymar y con un Icardi que apenas pudo tocar el balón, el equipo parisino lo intentó pese a recibir en el minuto 11 el primer gol de Mahrez en una jugada iniciada con un espectacular pase desde su área del guardameta Ederson a la entrada de Zinchenko.

Tras el tanto Marquinhos cabeceó al larguero y Di María rozó el gol tras un error en la salida de balón del equipo inglés y con Ederson descolocado, pero poco a poco, el conjunto de Mauricio Pochettino, salvo por los esfuerzos de Verratti y Di María, fue perdiendo fuelle y el City pudo sobrevivir con más comodidad para llegar al descanso con su ventaja, con Keylor Navas atento a un nuevo disparo por bajo de Mahrez.

Mahrez sentencia y Di Maria pierde el control

Pero como en París, Guardiola reactivó a su equipo tras el descanso. El Manchester City, con el campo en mucho mejor estado tras los arreglos necesarios, se hizo con el mando desde el principio, quitándole la pelota a un PSG donde según pasaban los minutos parecía aclararse que Mbappé no acudiría al rescate.

Con la defensa controlando las escasas acometidas visitantes y De Bruyne creciendo en protagonismo, los locales sentenciaron con una buena conexión entre el belga y Foden, y pase de este al segundo palo donde apareció una vez más Mahrez para sentenciar. El PSG ya se puso nervioso, un estado de ánimo reflejado principalmente en la roja a Di María por una agresión a Fernandinho. El City pudo aumentar su renta, pero se conformó con saborear su pase, donde espera al ganador del Chelsea-Real Madrid.


Compartir