Boris Johnson lamenta la muerte del príncipe Felipe, que “se ganó el afecto de varias generaciones”

Compartir

El primer ministro de Reino Unido, Boris Johnson, reaccionó con “gran tristeza” al fallecimiento del príncipe Felipe, marido de la reina Isabel II, de quien reivindicó no solo su papel personal en la historia del país, gracias al cual “se ganó el afecto de varias generaciones”, sino su pertenencia a una institución que el ‘premier’ considera “indiscutiblemente vital”.

Johnson compareció ante Downing Street poco después de que el Palacio de Buckingham anunciase la muerte del duque de Edimburgo, de 99 años. Nunca antes un consorte había estado tanto tiempo al lado de un monarca británico, como ha querido apuntar el primer ministro.

Era, además, “uno de los últimos supervivientes que han servido en la Segunda Guerra Mundial”, según Johnson, quien recordó los reconocimientos a la “valentía” con que ejerció entonces un hombre nacido en Grecia, pero que vivió la gran mayor parte de su vida en Reino Unido.

Con su labor, “ayudó a dirigir a la familia real y a la monarquía para que siga siendo una institución indiscutiblemente vital para el equilibrio y la felicidad de nuestra vida nacional”, añadió.

El premier subrayó que el fallecimiento del príncipe Felipe implica no solo la desaparición de “una figura pública muy querida y respetada”, sino de “un marido devoto y un orgulloso y amoroso padre, abuelo y, en los últimos años, bisabuelo”. En este sentido, expresó sus condolencias tanto a la reina como a toda su familia.

Extraordinario compromiso

Por su parte, el líder del Partido Laborista, Keir Starmer, lamentó en un comunicado que “Reino Unido ha perdido a un extraordinario servidor público”, que “será recordado sobre todo por su extraordinario compromiso y devoción hacia la reina” Isabel II.

“Durante más de siete décadas estuvo a su lado. Su matrimonio ha sido un símbolo de fortaleza, estabilidad y esperanza aunque el mundo cambiase a su alrededor”, señaló, al hablar de una pareja que considera que ha “inspirado a millones” de personas.

“Asombroso servicio”

En la misma línea, el líder del Partido Liberal Demócrata, Ed Davey, aplaudió el “asombroso servicio” que el duque de Edimburgo  ofreció al país, también como “consejero tranquilo y firme” de Isabel II –“quizás es su mayor contribución a la historia de nuestro país”, ha apostillado–.

Las condolencias también han llegado de otras zonas de Reino Unido, como Escocia, desde donde la ministra principal, Nicola Sturgeon, envió en nombre de su Gobierno las condolencias a toda la familia real, mientras que el alcalde de Londres, Sadiq Khan, expresó su pesar por la muerte de “un hombre extraordinario”, que “dedicó su vida al servicio público y a ayudar a los demás”.


Compartir