Ancelotti y Marcelino tranquilos a la espera de la final de la Supercopa

Ancelotti y Marcelino tranquilos a la espera de la final de la Supercopa

Los técnicos del Real Madrid y el Athletic en conferencia de prensa previa al juego mañana

Los entrenadores del Real Madrid y del Athletic de Bilbao comparecieron hoy en Arabia Saudí, un día antes de la inédita final de la Supercopa, que disputarán este domingo a las 12:30 horas (tiempo de Guatemala).

Ancelotti: “Nuestro plan cambiará” frente al Athletic de Bilbao

El entrenador del Real Madrid, Carlo Ancelotti, ha asegurado que está “encantado” de que se diga que su equipo juega “a la contra”, algo que no es “sencillo” y que es tan “respetable” como cualquier otra opción, y ha explicado que su “plan” cambiará en la final de la Supercopa de España ante el Athletic Club.

“Estoy encantado de que se pueda decir que el Real Madrid es capaz de jugar a la contra, porque no es tan sencillo; significa jugar vertical, lo que necesita jugadores que den pases en el momento justo y delanteros que puedan atacar en el tiempo justo. La contra del Real Madrid contra el Barcelona no fue una contra de un pase, fue de cuatro o cinco, raso, con seis jugadores dentro del área. No se marcó con un balón largo para la carrera de Vinícius. A veces escucho esto. Fueron tres o cuatro pases muy cortos. Es una contra bien hecha. Encantado de que se diga que el Real Madrid juega a la contra”, declaró en rueda de prensa.

Karim Benzema sigue mostrando que se encuentra en su mejor momento. En la fotografía, en uno de los momentos de mayor presión en la semifinal ante el Barcelona, en el partido donde el francés marcó un gol importante.

Además, reiteró que respeta “todas las facetas del fútbol”. “Si uno quiere jugar con la posesión y piensa que es una cosa más sencilla para ganar los partidos, es respetable. Es respetable el partido que jugó el Cádiz contra nosotros, nos metió en dificultades. No hay una magia que te hace ganar los partidos, el sistema perfecto no existe, como tampoco existe el juego perfecto. Si juego a la contra, no voy a ganar todos los partidos, y con la posesión tampoco; se gana también a balón parado. Si jugamos un partido a defender, no significa que el equipo sea solo para defender. Somos el equipo que más goles ha marcado en LaLiga”, indicó.

Por otra parte, el técnico italiano está convencido de que “los pequeños detalles” serán “muy importantes” en el duelo ante los vascos. “La fortaleza a balón parado, visto lo que han hecho ante el Atlético de Madrid, puede ser un aspecto importante del partido”, dijo. “El plan es ganar el partido. Hay que evaluar bien al equipo contrario; nos conocemos muy bien, hemos jugado hace un mes dos veces, una vez en Bilbao y otra en Madrid”, recordó.

“Fueron dos partidos muy igualados y competidos, y lo mismo va a ser mañana. El Athletic tiene muchos registros: solidez defensiva, buena organización, rapidez, habilidad a balón parado… Tenemos que tener en cuenta todo esto. El plan será distinto al de la semifinal, porque el Athletic tiene distintos registros al Barcelona. No va a ser el mismo plan, es evidente”, prosiguió.

En otro orden de cosas, confesó que con Marcelino García Toral, técnico del Athletic Club, le une “una amistad de piel”. “A veces hay personas que aunque pase el tiempo, se te acercan y sientes algo especial. Con él siento esto. Me parece un óptimo entrenador, porque el Athletic está jugando muy bien, lo hizo muy bien en Valencia… Todos los partidos contra sus equipos son muy complicados. Es un entrenador que controla muy bien los pequeños detalles, sus equipos están muy bien organizados desde el primer minuto hasta el final. El partido contra el Atlético de Madrid evidenció esto, fue un equipo muy bien organizado y que nunca se rinde”, afirmó.

“ESTAMOS EMPUJANDO A VINÍCIUS A QUE JUEGUE MÁS POR DENTRO”

Sobre la situación del equipo, explicó que “no” tienen “problemas en el aspecto físico”. “Tenemos dos dudas: Alaba y Asensio”, desveló. “Nunca he tomado riesgo con un jugador que no se encuentre bien. Si Alaba y Asensio están bien, estarán disponibles; si no están bien, jugarán otros, como Nacho y Rodrygo, que jugaron muy bien contra el Barcelona. No forzaremos a ninguno”, añadió.

También valoró la baja del lateral Dani Carvajal tras dar positivo por coronavirus. “Estamos acostumbrados a que esto pueda pasar. Lo siento por Carvajal, que había vuelto y había hecho un buen partido. Está muy bien, tiene solo un poco de catarro pero se encuentra bien físicamente”, manifestó.

Sobre las opciones de Vinícius, el preparador madridista advirtió de que “no va a tener mucho espacio al frente”. “Creo que va a tener mucho espacio por fuera, y lo puede disfrutar. Estamos empujando a Vinícius a que juegue un poco más por dentro para ayudar más a Benzema. Por dentro, contra el Valencia, marcó. Es un jugador que no solo tiene que disfrutar del regate en el uno contra uno por fuera, si no también entrar por dentro sin balón. Es una calidad que aun no tiene pero de la que puede disfrutar, con esa velocidad que tiene la puede disfrutar también sin balón”, expuso, antes de hablar de la visión de Karim Benzema en el vestuario.

“Benzema no ha cambiado, mantiene esa humildad. No ha cambiado él, ha cambiado lo que los demás ven en él: un jugador más fuerte, con más personalidad, más maduro, más líder. Los otros lo ven de manera distinta, y yo también, a hace seis años”, relató.

Los jugadores vascos celebraron el triunfo contra el Atlético en semifinales, como si hubieran ganado el título. Su entrenador confía en que el estado anímico de la plantilla juegue papel importante mañana.

Sobre el hecho de volver a jugar una final con el Real Madrid, confesó que “no” esperaba volver a hacerlo tras su despido en su primera etapa. “Estoy muy feliz de vivir este periodo, me está ilusionando mucho. Volver a jugar una final es especial, y más lo es jugarla con el Real Madrid, que tiene costumbre de vivir este tipo de momentos”, señaló.

Además, aseguró que el mejor momento de este curso fue “antes de Navidad, en el partido contra el Atlético”. “Estoy contento de llegar a esta final así. Conozco la personalidad y el carácter de este equipo para llevar este tipo de partidos y me deja mucho más tranquilo. No tengo que meter presión, motivación ni concentración, las tienen”, apuntó.

Por último, reconoció que “no” le incomoda jugar en Arabia Saudí. “Hemos tenido un buen ambiente en el Clásico, con muchos aficionados del Real Madrid y del Barcelona. Fue un ambiente muy bonito. Sabemos que es importante para la RFEF ayudar a las ligas menores, y para los españoles también”, finalizó.

Marcelino: “El estado anímico es inmejorable”

El entrenador del Athletic Club, Marcelino García Toral, ha asegurado que llegan a la final de la Supercopa de España de este domingo ante el Real Madrid con un estado anímico “inmejorable”, después de eliminar al Atlético, y ha advertido de que no pueden pensar en ganar “sin sufrir” y que deben tener “acierto y eficacia”, el problema del que han padecido esta temporada.

“Anímicamente, estamos inmejorables. Vienes a jugar la Supercopa contra tres grandes clubes y fuimos capaces de ganar merecidamente a uno de ellos, el actual campeón de Liga. El estado anímico es inmejorable. El estado físico, veremos estar tarde. Hoy tendremos una referencia más clara durante y después del entrenamiento”, declaró en rueda de prensa. “El estado anímico va a superar todo ese cansancio que podamos tener”, añadió.

En este sentido, afirmó que el hecho de que el club vasco haya jugado cuatro finales en los últimos años tiene “un mérito increíble”. “La afición debe estar orgullosa de estos futbolistas, que demuestran que están capacitados para jugar finales. Si encima llegas contra pronóstico y la ganas, es increíble. Lo pasado tampoco cuenta, y en esta final nos lo vamos a dejar todo. Somos un equipo difícil y nuestras experiencias anteriores nos dicen que vamos a tener opciones. Luego, el acierto va a ser fundamental y ojalá lo tengamos mucho mayor que en el partido del Santiago Bernabéu”, deseó.

“Estar aquí con la filosofía del Athletic en un fútbol global tiene un mérito increíble, que a veces se nos olvida hasta en Bilbao. Tiene mérito poder competir a este nivel con grandes transatlánticos del fútbol, que llegan a finales de ‘Champions’ y las ganan. Pero aquí estamos, los jugadores se lo ganaron por méritos propios. Son finalistas de las dos últimas ediciones de la Copa del Rey, y este club tiene que disfrutar de este gran momento”, continuó.

Además, el técnico asturiano reconoció que el vestuario bilbaíno es “diferente a todos”. “En otros vestuarios tienes que cohesionar el grupo; en el Athletic tienes que intentar no descohesionar. Muchos futbolistas se conocen desde niños, fueron conviviendo, haciendo piña, con un sentimiento de arraigo y pertenencia total, lo que también tiene dificultad a la hora de convivir con la presión. Estoy orgulloso de entrenar a este grupo”, apuntó.

Sobre la final, Marcelino, que aseguró que no cuentan con bajas para el duelo, le restó importancia al hecho de contar con 24 horas menos de recuperación que los de Carlo Ancelotti. “Tenemos ese poder mental que te otorga la victoria y el buen rendimiento y la ilusión y la ambición que vamos a poner en este partido. La suma de todo ello nos puede igualar. Tenemos 24 horas menos, pero también el Real Madrid jugó una prórroga muy exigente contra el Barça”, indicó.

También advirtió de los “inicios de partido muy poderosos” del Real Madrid, ante el que estarán “fastiados” si les conceden muchas ocasiones. “Nos lo demostró en el Santiago Bernabéu, donde nos sometió durante los primeros 25 minutos; fuimos certeros a nivel defensivo y nos penalizó en San Mamés. Al Barça también le metió gol en el periodo inicial del partido. Es indudable que tendremos que estar a un gran nivel para no encajar gol. Si en una final ante el Real Madrid, que es un equipo superpoderoso y que de 17 finales solamente perdió tres, el rival logra adelantarse en el marcador, nos va a dificultar mucho el resultado. Pero los partidos duran 90 minutos”, incidió.

El preparador del conjunto vasco explicó que será “negativo” si salen “con mucho respeto”, y afirmó que el balón parado será “determinante”. “Vamos a apretar alto cuando el balón esté cerca de Courtois, intentaremos reagruparnos lo más rápidamente posible, en bloque medio o bajo cuando corresponda. Vamos a tener momentos imprevisibles de partido donde tengamos que defender en bloque bajo y sufrir. No podemos intentar ganar al Madrid sin sufrir. Cuando tengamos el balón y de acuerdo a como ellos defienden, tendremos que atacar con criterio. En ambas fases es importante ser inteligentes, y hacerlo de forma rápida y organizada”, expuso.

“El Real Madrid ataca muy bien, porque tiene jugadores con muy buen pie; un centro del campo muy poderoso a nivel técnico y táctico, con muy buena visión y precisión; y tiene dos jugadores arriba que están resultando determinantes. Asensio, Rodrygo o Hazard también son desequilibrantes. Esta temporada utiliza más el contraataque que en temporadas anteriores, y eso le da más diversidad en el juego ofensivo y más dificultad al rival para contrarrestar”, prosiguió.

Además, apeló a pensar en las “dos experiencias recientes” ante los blancos. “El contraataque es un arma que posee. En San Mamés perdimos un balón en nuestro campo y metió gol, y el Barça lo perdió el pasado miércoles y significó gol del Real Madrid. Tenemos que ser solventes en esas situaciones y tratar de evitarlas. A nosotros el Madrid no nos generó mucho contraataque en los dos partidos; tuvimos un buen balance defensivo, con correcta presión en la pérdida y un buen dominio de situaciones intermedias de progresión. Intentaremos repetir eso y ser eficaces”, subrayó.

Por ello, deben tener “acierto y eficacia”. “Es el problema que estamos teniendo en muchos partidos de esta temporada. Y que el Real Madrid no lo tenga, lo cual es difícil; tiene dos futbolistas que entre los dos llevan en esta Liga 38 goles. Que estos futbolistas no tengan su mejor día nos puede ayudar a ganar”, dijo. “Somos un equipo con todas las letras y tenemos que demostrar nuestro potencial. A partir de aquí, la precisión y la brillantez de las individualidades tienen que sumar para lograr la victoria”, concluyó.