Alemania inyectará a los menores de 60 años que hayan recibido AstraZeneca una vacuna alternativa

Compartir

Las personas de menos de 60 años que hayan recibido en Alemania una primera dosis de la vacuna contra la COVID-19 desarrollada por AstraZeneca completarán la pauta con un fármaco alternativo, según lo acordado por los responsables de Sanidad del Gobierno central y de los landers.

Las autoridades alemanas solo están inyectando ahora la solución de AstraZeneca a las personas mayores de 60 años, después de las dudas surgidas por la posible aparición de trombos, reconocidos por la Agencia Europea del Medicamento (EMA) como un potencial efecto secundario de carácter raro.

Tras días de especulaciones, finalmente quienes ya hubieran iniciado la pauta de vacunación con AstraZeneca y estén por debajo de la edad fijada como límite –unos 2.2 millones de personas– recibirán una segunda dosis de Pfizer o Moderna, las otras dos vacunas de las que dispone Alemania a la espera de la llegada de Janssen.

“La solución que hemos encontrado ofrece una buena protección”, argumentó el diputado bávaro Klaus Holetschek, que presidió una reunión el martes sobre el tema, en declaraciones a la agencia DPA. En este sentido, defendió que es una buena alternativa “especialmente en la tercera ola”.

No obstante, las recomendaciones generales no cierran la puerta a que una persona menor de 60 años pueda completar la pauta con dos dosis de AstraZeneca, aunque se trataría de casos concretos y solo después de un análisis individual de riesgos.

Le puede interesar:


Compartir