Uno de los protagonistas de Harry Potter “se avergüenza” de su interpretación en la saga

Compartir

Han pasado ya 10 años desde el final de la saga Harry Potter, y en éste tiempo Daniel Radcliffe ha protagonizado algunos proyectos interesantes (Guns Akimbo, Horns, Imperium), aunque los fans siguen recordándole hoy y siempre como el niño mago de Hogwarts. Pero echando la vista atrás, el actor ha confesado que siente vergüenza de su actuación en la franquicia mágica.

En una reciente entrevista con Digital Spy, Radcliffe explicó que, aunque los fans aman su interpretación como Harry Potter, para él es como mirar los trabajos del instituto, ya que a sus 31 años se considera un actor más curtido y mucho más polivalente. De hecho, su mayor sentimiento al pensar en las películas es la vergüenza.

“Estoy muy avergonzado en lo referente a mi actuación, obviamente”, confesó el actor. “Para mí, es como preguntar: ‘¿cómo te sientes respecto a tu adolescencia?’. Hay tanto ahí mezclado que es casi imposible distinguir un sentimiento”, agregó.

Daniel y Harry

Radcliffe continuó explicando que para él “es muy difícil separar su relación con Harry de su relación con las películas en general”. Sin embargo, y aunque visto con retrospectiva cree que su actuación podría mejor, también se mostró increíblemente agradecido por la experiencia. “Me mostró lo que quiero hacer el resto de mi vida. Encontrar lo que amas tan joven es ser muy afortunado”, sentenció.

Al fin y al cabo, Radcliffe sólo era un niño cuando comenzó la primera película de Harry Potter, y el personaje literalmente creció con él para los fans. Aunque el mundo mágico le brindó su gran oportunidad muy joven, también le trajo algunos problemas, ya que tal y como ha confesado en otras entrevistas, tuvo graves problemas de adicción con el alcohol y otras sustancias.

“Se bebió mucho al final de Potter, y cuando terminó, fue un momento de pánico. No sabía que iba a hacer a continuación, y no estaba lo suficientemente cómodo como para mantenerme sobrio”, aseguró el actor en una entrevista con BBC Radio 4.

Tal y como explicó el actor, a la gente le hacía gracia que Harry Potter se emborrachara con ellos, y llevado por ese sentimiento de euforia se vio en una situación de alcoholismo muy desagradable. Por suerte, en ese momento Radcliffe contó con el apoyo de toda su familia y amigos, lo que lo ayudó a superar uno de los momentos más difíciles de su carrera, y de su vida.


Compartir