Sebastián López Durán, tiene mucho que decir por medio de su arte

INDE
Compartir

El reconocido artista presentará sus obras producidas durante la pandemia

La exposición virtual será del 4 al 30 de agosto

Son cuadros que impresionan. El pintor Sebastián López Durán se manifiesta a través de la figura humana, particularmente la femenina y transmite en sus obras ideas de modo gráfico que impactan a quien las aprecia. Esto es lo que los amantes del arte podrán apreciar en en una exposición de gran calidad del 4 al 30 de agosto, en la galería virtual peopleArt factory (https://peopleartfactory.com/g/sebastianlopezduran).

La muestra es un conjunto de obras realizadas durante el período de pandemia –2020 y 2021–.con temas que el artista realiza desde sus apreciaciones y formas de exteriorizar su mundo interior y el entorno.

El artista nacional cuenta con doce años de carrera artística y ha participado en exposiciones en Italia, España y Estados Unidos, en dónde fue invitado de honor en el año 2017 por la Universidad de Lesley en Boston, para exponer con otros dos grandes pintores del autismo mundial.

Arriba se aprecian dos de las pinturas que serás expuestas por Sebastián López Durán, un artista nacional con reconocimiento local e internacional.

Una de sus obras, La Virgen de Guadalupe, fue obsequiada personalmente al papa Francisco durante una exposición en Roma. También ha obtenido menciones honoríficas en Arte en Mayo, en años diferentes.

Las obras se podrán apreciar en el enlace de la galería virtual (https://peopleartfactory.com/g/sebastianlopezduran) durante las 24 horas durante el tiempo que dura la exposición.

Opiniones sobre la muestra

Alejandro Noriega se refiere al arte de Sebastián. Dice que el dibujo como lenguaje universal que, sin mediar palabras, transmite ideas de modo gráfico que resultan comprensibles, simbólicamente ejecutadas. Estos signos establecen una relación de identidad particular de su autor con una realidad colectivamente genérica a la que recuerda y representa.

Luego añade que En esta línea de percepciones se encuentra la presente exposición de Sebastián López Duran, compuesta por obras gráficas realizadas durante el periodo del parcial encierro, tiempo en que ha producido una serie de dibujos de línea negra muy intensa, otras muy sutilmente bocetada, a diferencia de las que redibujara múltiples veces, y en casos, recurre a su reconocible colorido intenso, fauvista/expresionista.

Finalmente comenta que en las pinturas encontraremos personajes con referencia a la pandemia. Médicos, individuos o familias portando mascarillas, habitando en sus entornos o imaginando el mundo exterior en el que solían desplazarse. Localidades que probablemente muchos extrañamos en este periodo que transcurrimos.

Por su parte, Thelma Castillo, considera que los dibujos de Sebastián tienen una característica repetitiva, que se manifiesta a través de la figura humana, particularmente la femenina, con intensos colores y profusión de líneas gruesas que abarcan la superficie del soporte en toda su área. Su obra, que denota sensualidad -paradójicamente dentro de temas de índole espiritual- se acerca al cubismo en las formas, la perspectiva, el movimiento, el volumen y el espacio. Sus pinturas obligan al espectador a reconstruirlas.

Otra de las obras del pintor guatemalteco.

Para ella, como otros jóvenes autistas, tiene gran capacidad para distinguir lo que sucede a su alrededor y deslumbra con su arte. Sebastián López Duran tiene mucho que decir. Sus nuevos logros traerán importantes avances para otros jóvenes como él -cuyas mentes y espíritus están en otra dimensión- que serán un aporte para el desarrollo de la humanidad.

Pablo López Durán, explica que su hermano artista, dibuja sobre todo tipo de superficies y mezcla varias técnicas, sus obras pueden ser cubistas, expresionistas, abstractas entre otros lenguajes. Grandes ojos redondos, figuras humanas con seis a ocho dedos y un tercer ojo, construye figuras yuxtapuestas que dejan ver a varios personajes a la vez, transparentes, como mirando hacia su interior más profundo.

Sebastián tiene neuronas espejo, es auténtico, ingenuo y sin disculpas, cuenta con visión periférica lo que resulta en un arte muy particular, concluye.


Compartir