PROVOCATIO: Porosidad inédita

Compartir

José Alfredo Calderón E.

Historiador y analista político

La primera vez que comenté la porosidad de este gobierno, la mayoría de las personas me observaban incrédulas y lo más que hacían era levantar una ceja en señal de ¿y? Al parecer, es un dato en el que nadie repara, pero para entender la fragilidad del actual gobierno, el partido oficial y el gabinete, conviene advertir cómo, en tan poco tiempo, la nave va dando tumbos. Esto permite, además, dimensionar esa sensación que muchos ya sienten, de estar navegando en la tempestad en una nave precaria, sin capitán al mando y con una tripulación inexperta, corrupta y cínica. Empecemos por el principio, cuando se anunció un gabinete y el que terminó tomando posesión fue otro. ¿Se recuerdan de aquel jueves 24 de octubre de 2019 en San Salvador?[1]

Pues llegado el momento de tomar posesión, iniciaron los cambios. El Secretario de Inteligencia del Estado –SIE– Dr. Marco Aurelio Pineda Colón, aparece a última hora en lugar del anunciado y presentado en San Salvador, Julio Antonio Reyes Sagastume. Pero no fue el único caso, pues Elmer Aníbal Aguilar Moreno era el designado para primer viceministro de Seguridad en el MINGOB y en su lugar tomó posesión Gendry Rocael Reyes Mazariegos (actual). De hecho, los nuevos viceministros tardaron en oficializarse e iniciaron funciones sin nombramientos. Pero la danza de los cambios estaba por empezar, en tan solo semanas de gobierno. El último cambio en MINGOB fue el ministro Edgar Godoy el jueves 4 de junio, pues llegó Oliverio García Rodas en su lugar, quien a su vez removió a otros dos viceministros: Elizandro López Flores, viceministro Administrativo y Devora Meza Orellana, viceministra de Tecnología de la Información y las Comunicaciones. En su lugar llegaron Oscar Conde y Aldo Ordoñez respectivamente.  Junto a Salud, es el ministerio con más cisma.

El Lic. Jorge Eduardo Flores Contreras, director del Sistema Penitenciario fue destituido el 31 de marzo, a diez semanas de su nombramiento. Luis Rodolfo Escobar Ovalle lo sustituye, y en poco tiempo de gestión, ya ha generado polémica con las libertades y privilegios que se dan en los centros carcelarios.

El Director Adjunto de PNC Rony Mauricio Espinoza fue destituido el 30 de abril por la noche (fungió 14 semanas). En la administración de Degenhart había sido destituido y regresó con el actual gobierno. Erwin Mayén Véliz lo sustituye.

En el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Alimentación –MAGA– se dio el primer caso de renuncia de un ministro al irse Oscar Bonilla. Al igual que el ex director de la PNC, participó solo 14 semanas.

En el Ministerio de Desarrollo Social –MIDES– renunciaron el 30 de abril, la viceministra Rutilia Ajanel[2], viceministra de Protección, y Luis Us, director de Coordinación y Organización. Asesores y otros miembros del equipo de la Licda. Ajanel también se fueron con ella.  Otra renuncia a las 14 semanas.

En el Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social –MSPAS– Danilo Estuardo Sandoval Flores, quien fungió como viceministro Administrativo, fue destituido según informó oficialmente el MSPAS[3], a solo ocho semanas de gestión. Además, el viceministro Técnico de Salud, Rodolfo Galdámez, así como el viceministro Administrativo, Héctor Giovanni Marroquín (que había llegado a sustituir a Sandoval Flores) también fueron destituidos. Galdámez duró 9 semanas y Marroquín cuatro.

También fueron destituidos José Alvarado, quien se desempeñaba como director del Fondo de Desarrollo Social y la delegada departamental de la Unidad Ejecutora, Lisbeth Guerra; así como al subdirector Técnico de Desarrollo, Steve Cabrera.

En el Ministerio de Cultura y Deportes –MICUDE– fue destituida Ángela Fernández, viceministra para el área administrativa, es decir, estuvo en el cargo solo 15 días.

En la Secretaría de la Paz –SEPAZ– desde marzo fue destituida Lourdes Xitumul y muy posiblemente se vaya el subsecretario Hugo Casasola que se quedó en funciones, pues el presidente ya anunció el cierre de la SEPAZ y otras entidades que forman parte de la institucionalidad de la Paz como la Secretaría Presidencial de la Mujer – SEPREM–, El Foro Nacional de la Mujer –FNM, El Programa Nacional de Resarcimiento – PNR– y la Secretaría de Asuntos Agrarios –SAA–.

Lo más reciente es la remoción de Carlos Sandoval como Secretario de Comunicación Social y nombrado el mismo día (lunes 15 de junio 2020) como viceministro de Cultura y Deportes.

Aunado a todo esto, los doctores Eduardo Arathoon y Hugo Pezzarossi acaban de renunciar a la recién estrenada Comisión Presidencial contra el COVID-19. Por otra parte, el Congreso destituyó al secretario del Consejo Nacional de Atención al Migrante –CONAMIGUA– Carlos Narez Noriega por varias denuncias.

Al momento de terminar esta columna, ya se rumora la remoción del ministro de Salud, que sigue en funciones a pesar de que ya han pedido su cabeza varios entes: El Procurador de los Derechos Humanos, la Comisión de Derechos Humanos y la Comisión de Salud del Congreso, así como la organización Acción Ciudadana y otros sectores más.

Estas son las principales renuncias y destituciones en los primeros 150 días de gobierno.  No hay precedente de tantos cambios en ningún gobierno anterior, por lo menos de la llamada era llamada democrática: 1986-2020.

No sé a usted amable lector o lectora, pero esta relación de datos sería para espantar a cualquier ciudadanía que se precie de tal. En cinco meses el barco nacional hace agua por doquier.

Esto es mucho más grave porque estamos en medio de una pandemia letal, que muestra la ingrata algidez de un gobierno incapaz, corrupto y grotesco, el cual, aunque usted no lo crea, todavía goza del apoyo (no tan sólido eso sí) de más de la mitad de la población, según las encuestas de Cid Gallup y Pro Datos recién efectuadas.

José Alfredo Calderón E.

Historiador y analista político


[1] Los hermanos Dedet Casprowitz y otros militares de la ya vieja línea dura, anunciaban con toda pompa el gabinete de seguridad del gobierno entrante. A espaldas de Giammattei en su ausencia y fuera del país, los militares dieron un carpetazo al actual gobernante.

[2] Esposa de Edgar Ajcip, ex diputado y director de FONAPAZ.

[3] El destituido viceministro habló de renuncia pero el gobierno habla de destitución. “El viceministro de Administración del Ministerio de Salud y Asistencia Social (MSPAS), Danilo Sandoval Flores renunció a su cargo por no estar de acuerdo con los procedimientos que se están realizando desde la administración de la cartera ante el Estado de Calamidad por el COVID-19.” Nota de EP.


Compartir