PROVOCATIO: Las cortes y su pecado original

Compartir

José Alfredo Calderón E.

Historiador y analista político

El martes de esta semana tuve la oportunidad de compartir con el constitucionalista Alejandro Balsells y con Helen Mack, directora de la Fundación Myrna Mack, en torno a todos los vericuetos que rodean el proceso de elección de magistrados para la Corte Suprema de Justicia –CSJ– y magistrados de salas de apelaciones. Cada quien con su enfoque y especialidad, pero coincidimos en tres puntos fundamentales:

  1. Es indiscutiblemente clara la viciada situación actual, la cual no se da por generación espontánea sino con base a todo un proceso histórico de cooptación del Estado durante las dictaduras militares de 1954-1985 y una democracia formal desde 1985 a la fecha.
  2. La piedra angular de todos los vicios del actual proceso es la impunidad, por eso la necia y fructífera lucha por sacar de Guatemala a la Comisión Internacional contra la Impunidad –CICIG– quien demostró que el pecado original de los males del sistema político-electoral era y sigue siendo el financiamiento ilícito, lo cual trascendía las elecciones y se conectaba íntimamente con los procesos en el sector justicia.
  3. La sociedad debe reaccionar e impulsar una discusión seria sobre el modelo de Estado en el mediano plazo, pero lo impostergable es la discusión sobre el sistema de justicia. De nada sirven los diseños y modelos, si no hay voluntad política por involucrarse y presionar por los cambios.

En mi exposición insistí que durante la oprobiosa y larga dictadura militar, las elecciones de todo tipo eran un chiste, pero que los cambios impulsados por la Constituyente de 1984, si bien avanzaron mucho, no tocaron la médula espinal del sistema, la estructura de dominación y, mucho menos, la desigualdad económica, política y social del país. Incluso comentamos sobre los vicios heredados de la colonia, la post independencia y la era moderna, pudiendo encontrar similitudes en los vicios actuales.  Las élites económicas cooptaron el poder político y, desde allí, generaron un esquema de dominación que invade hasta lo más cotidiano y en el que la desigualdad y el racismo es la base y la impunidad, su principal herramienta.

Ya nadie duda de la porosidad del proceso de elección de cortes y de cualquier elección en general. Las comisiones de postulación no soportan más y totalmente pervertidas, responden a la dinámica del tráfico de influencias. Para ello, las élites financistas del modelo corrupto tienen a operadores de la mal llamada “clase política” para que efectúen el trabajo sucio por ellos.  Los personajes como Gustavo Alejos, Sergio Roberto López Villatoro (el famoso Rey del Tenis), Felipe Alejos, Gustavo Herrera, Fredy Cabrera y Juan Carlos Monzón, por mencionar unos cuántos, son operadores de señorones que están más arriba, cuyos intereses están simbióticamente unidos a la narcoactividad y el crimen organizado. La unión del Centro Nacional –UCN– es un partido calificado de narco por la justicia de Estados Unidos y cuyo candidato y ex secretario General, Mario Estrada, sigue guardando prisión en el norte. Sin embargo, esto no ha impedido que los diputados de esta agrupación sean la bisagra operadora en el Congreso y que hayan jugado un papel fundamental en la elección de junta directiva del congreso en enero de este año, así como la cooptación de las principales comisiones de trabajo en el Organismo Legislativo. Además, vean el ejemplo del diputado José Ubico del partido TODOS[1]  –condenado en USA por narcotráfico– presidiendo la Comisión de Defensa del Congreso en la actual legislatura. Por estos hechos y otros similares, Guatemala ya es considerada por muchos un Narco-Estado.

Ahora, la Corte de Constitucionalidad sale por enésima vez a defender el texto constitucional (con énfasis en el artículo 113[2]) y según la sentencia del expediente 1169- 2020 del 06-05-2020, ordena al Congreso conocer el informe circunstanciado del Ministerio Público sobre la posible manipulación de la elección de cortes. Si bien no obliga a no elegir entre los señalados, está clara la inducción para respetar el artículo 113 ya mencionado. Los diputados deben calificar la honorabilidad e idoneidad de los candidatos, tomando en consideración el citado informe y elegir a los magistrados para la CSJ y las Salas de Apelaciones, a viva voz.

Pero vean algunas reacciones en la sesión del martes:

“La @BancadaSemilla presenta moción escrita a mano para que en el proyecto de acuerdo de procedimiento de elección de magistrados de Salas y Corte Suprema de Justicia se excluya a los aspirantes señalados por el @MPguatemala Esta fue rechazada con 137 votos.” Solo 10 votos a favor.”

“El diputado @manuelcondeo analizó la parte resolutiva de la sentencia de la @CC_Guatemala y declara que a los magistrados no le aplica el art. 113 Constitucional. @julioixcamey1 manifestó que en dicha elección existen intereses personales.”

“Estamos en una encrucijada legal” refiere el representante de Todos @CornelioGarcia_ al señalar que apoya la propuesta de @AllanRodriguezE por su parte el dip. @samayoanibal calificó como una “aberración jurídica” la resolución de @CC_Guatemala cuestiona además al @MPguatemala[3]

“El diputado Cristian Álvarez, del bloque Creo, instó a sus compañeros legisladores para que dejaran a un lado la resolución de la CC y el informe del MP, ya que contravienen el principio constitucional de presunción de inocencia.”[4]

“La diputada Sandra de León, del bloque Bien, invitó a sus compañeros diputados a defender el principio de presunción de inocencia. El diputado del bloque Humanista, Aníbal Samayoa, señaló que la resolución de la CC es una aberración jurídica y criticó al MP por haber intervenido en el proceso. Manuel Conde Orellana, jefe del bloque PAN, indicó que es un error aplicar el artículo 113 de la Constitución en este proceso de elección, argumentando que los magistrados no son trabajadores el Estado.”[5]

“El diputado Otto Callejas de TODOS, dice: “Si nosotros hemos abusado de nuestra autoridad, ¿cómo no lo van hacer estos señores?”. Se refiere a los magistrados de @CC_Guatemala x la sentencia de elección de cortes.”[6]

Jody García @JodyNomada #ElecciónDeCortes “Del estudio que ya hemos realizado casi todos tienen denuncias, no sé qué vamos a hacer”, dice el diputado Lecsan Mérida de la bancada Humanista. Pide que la votación no afecte los derechos de ninguno de los aspirantes y que se cumpla con la sentencia de la CC.”

Hasta hubo un descerebrado que dijo: “¿Quiénes somos nosotros para juzgar si nosotros mismos asumimos sin finiquito?”

Al final de esta función de circo, en plena madrugada de ayer miércoles, el procedimiento aprobado es el siguiente:

1. Lectura de la sentencia de la Corte de Constitucionalidad.

2. Lectura del informe del Ministerio Público (MP).

3. Dar lectura al oficio del Consejo de la Carrera Judicial relacionado con el número de magistrados titulares y suplentes.

5. Leer la nómina de postulados conforme fue la presentación por la Comisión de Postulación.

6. Se llamará a cada diputado por orden alfabético para que vote a viva voz y razone si el candidato cumple o no los requisitos.

7. Se formarán tres listados: diputados que votaron a favor, diputados que votaron en contra y ausentes.

Obviamente quieren atrasar la elección, pues alargar la actual gestión de magistrados de la CSJ les favorece porque ellos mismos (el pacto de corruptos) los eligieron en 2014. Ideal para ellos si pudieran tardar hasta el mes de abril de 2021 el actual proceso, pues es el tiempo en el que termina la gestión de la actual CC.

Pero si eligen ahora tampoco es problema, pues, aunque tuvieron algunos “contratiempos” por el filtro que se hizo por presión de sociedad civil y el informe de la FECI señala a muchos, igual tienen el pretexto de tener que elegir entre esos listados que llevan a muchos de sus compinches. No importa que 20 de 26 candidatos a magistrados de la CSJ estén señalados. No importa que el 39% de los candidatos a magistrados de salas de apelaciones también estén señalados. “No había de donde más elegir”, “la CC conmina a obviar a los señalados, pero no lo ordena expresamente”. Votar a viva voz tampoco les preocupa, pues la epidermis de estos siniestros personajes es a prueba de misiles.

En fin, pretextos habrá muchos y el mango del sartén parece giratorio porque siempre le quedará en la mano al pacto de corruptos. Los presidentes de los tres organismos del Estado están en línea: Lord Giammattei, el mastodonte Rodríguez y la Cuchi Valdés.

Para modificar el sistema de justicia y sus procesos de elección –¡no lo olviden!– hay que modificar primero el sistema político electoral de raíz, no con cambios gatopardistas que le den continuidad al pecado original.  Pero ahora toca luchar con uñas y dientes porque la elección no termine tan mal como ellos quieren.

Si la ciudadanía no despierta –única alternativa– nuestra suerte estará echada. Apaguemos la luz y cerremos la puerta.


[1] UCN, TODOS, FCN, VAMOS, VALOR, VIVA, CREO, HUMANISTA, UNIONISTA, forman el pacto de corruptos, aproximadamente 92 diputados que el martes 23 en la noche votaron para desobedecer a la Corte de Constitucionalidad.

[2] Artículo 113.- Derecho a optar a empleos o cargos públicos. Los guatemaltecos tienen derecho a optar a empleos o cargos públicos y para su otorgamiento no se atenderá más que razones fundadas en méritos de capacidad, idoneidad y honradez.

[3] https://twitter.com/EgarciaelP

[4] https://www.prensalibre.com/guatemala/politica/congreso-aprueba-procedimiento-para-eleccion-de-magistrados-de-csj-y-apelaciones/

[5] Ídem.

[6] https://twitter.com/rochaeta


Compartir