Previa del Villarreal – Manchester United

Compartir

El Villarreal afrontará este miércoles (21.00 horas) en el Arena Gdansk la cita más importante de su historia con la disputa de la final de la Liga Europa y la búsqueda del primer título de su palmarés, aunque enfrente tendrá a un rival potente, histórico y seguramente favorito como es el Manchester United inglés.

Llegó la hora para el ‘Submarino Amarillo‘. Después de varios intentos infructuosos, el proyecto que lidera Fernando Roig consiguió sacar por fin el billete para pelear por un trofeo, el primero de su historia, y esa ilusión la debe saber encauzar ahora de la mejor manera posible para poder competir contra todo un tricampeón de Europa, con el premio añadido para el campeón, en este caso sólo si es el conjunto castellonense, de sacar billete para la Liga de Campeones.

El sueño de la pequeña Vila-Real y sus más de 50,000 habitantes contra el poderío de Manchester, que tiene más de diez veces más, otra muestra de esta especie de lucha entre ‘David y Goliath’ que tantas veces se da en el deporte, aunque el equipo español es un competidor nato, con jugadores capaces de hacer daño a un elenco de figuras como Bruno Fernandes, Paul Pogba, Marcus Rashford o Edinson Cavani, y con una figura en el banquillo como Unai Emery, en su quinta final de la competición y ya con la experiencia de haber ganado tres, seguidas, con el Sevilla.

El favoritismo recae sobre los ‘Diablos Rojos’ de Ole-Gunnar Solskjaer, un exjugador que es uno de los más queridos por la afición del conjunto mancuniano, sobre todo tras ese gol que les dio la remontada casi imposible ante el Bayern en la final de la Copa de Europa de 1999. El noruego es menos experto que su homólogo, pero ha demostrado saber sacar partido de un United que este año recuperó brillo en la Premier League y que tiene la experiencia del año pasado con la derrota en semifinales ante el Sevilla.

El Villarreal no se debe achicar. La primera misión será la de tratar que la entidad de la cita no le supere y no permitir que el campeón de 2017 pueda imponer su ritmo y su fútbol. El equipo inglés, verdugo en esta Liga Europa sin encajar de Real Sociedad y Granada, es poderoso en lo físico y ahí Capoue, Parejo y Trigueros tendrán que hacer un arduo trabajo para ‘batallar‘ con jugadores como Pogba, McTominay o Fred, pero sobre todo deberá desconectar a Bruno Fernandes.

Foyth y Bacca o Alcácer, dudas de Emery

El talentoso centrocampista portugués ha dado un salto cualitativo y se ha convertido en uno de los líderes del United, sobre todo en la faceta ofensiva, con 28 goles y 16 asistencias entre Premier, Champions y Liga Europa. Emery tendrá que trabajar para impedir que pueda entrar en juego y que pueda conectar con Rashford y Cavani, un goleador de esos que no suele perdonar, aunque enfrente va a tener a Albiol y Pau Torres que han liderado el gran rendimiento defensivo de los de Emery y que es una de las fortalezas del ‘Submarino Amarillo’.

Pero el Villarreal, invicto hasta el momento hasta su llegada a Gdansk, también tiene armas suficientes arriba para poder tutear a su rival como hace ya ante los ‘grandes’ del fútbol español. La mayor, sin duda, es la de Gerard Moreno, que querrá demostrar su gran temporada en una cita de alto nivel.

El delantero catalán, autor de 29 goles entre Liga y Europa, es la gran baza ofensiva de Emery, que aún debe decidir sus acompañantes con Paco Alcácer y Carlos Bacca, que hizo un doblete en la final de 2015 ante el Dnipro, pugnando por el ‘9’, y con Yeremi Pino con muchas opciones de ser titular por el costado izquierdo.

Con la más que posible presencia del argentino Gero Rulli, portero en el torneo, la otra principal duda será el lateral derecho y si el argentino Juan Foyth estará en condiciones de jugar tras lesionarse muscularmente a finales de abril en la ida de las semifinales. Emery dejó en el aire su concurso en la rueda de prensa previa a la final.

Por su parte, Solskjaer tendrá una baja importante en defensa y en el juego aéreo con la ausencia del internacional Harry Maguire, lesionado en el tobillo, cuyo puesto podría ser precisamente para un ex del Villarreal como Eric Bailly. David de Gea debería ser el portero titular en lugar de Dean Henderson.


Compartir