Pandemia y empleo: el Instituto Guatemalteco de Seguridad Social reporta bajas en los afiliados del sector privado

Compartir

Lisardo Bolaños, viceministro de Inversión y Competencia del Ministerio de Economía (Mineco) informó de una baja en el número de afiliado en el Instituto Guatemalteco de Seguridad Social (IGSS). En enero del 2019 había 1 millón 349 mil 894; en agosto del 2020: 1 millón 263 mil 643.

A inicios de año 1 millón 059 mil 053 empleados de la iniciativa privada estaban afiliados, pero en el octavo mes se llegó a contabilizar 932 mil 303. En cuanto a los trabajadores del sector púbico los números eran 290 mil 711 y subió a 330 mil 757, es decir, hubo 40 mil 46 nuevas afiliaciones.

La caída interanual a agosto del 2020 fue de 5.2% respecto al total de afiliados cotizantes de ese mismo mes del 2019.

Bolaños explicó que el IGSS les dio acceso a información clasificada para hacer esta comparación. A principios de año, en la iniciativa privada, hubo 1 millón 059 mil 053 afiliados y en agosto esa cifra llegó a 932 mil 303.

Junio se reportó la caída más drástica, en cuanto a las empresas privadas se perdieron 155 mil 082, mientras en el Estado se aumentó a 36 mil 112.

Estos datos incluyen la suspensión temporal de contratos aprobados durante el Estado de Calamidad por la pandemia.

Quetzaltenango

El departamento con más bajas fue el de Quetzaltenango con -12%, seguido de Sacatepéquez con -10.4%, luego Guatemala con -7.6% y Suchitepéquez con -7.1%. En algunos poblados hubo crecimiento, como en Petén con un 5.6%.

Según el IGSS, el número de patronos cotizantes también cayó, en enero se reportaron 27 mil 339, el dato más bajo se registró en abril con 23 mil 208, entre agosto y septiembre estuvo en 24 mil 528 y 24 mil 896 respectivamente.

Acciones

Existen algunas medidas que pueden ayudar a contrarrestar este fenómeno, entre estas:

  • La posibilidad del pago del bono por el Fondo de Protección del Empleo para los trabajadores cuyos contratos fueron suspendidos.

El viceministro dijo, sin embargo, que el plazo de la recuperación de los empleos y de la economía tomará tiempo.

Para Bolaños, no obstante, “sin acción política clara para la reactivación económica y promoción del empleo, los puestos de trabajo se van a tardar mucho en recuperarse”.

Por ello es necesario decisiones que incluyan acciones del plan de reactivación económica presentada a finales de septiembre por el Gobierno.

  • Una medida sería los cambios de la ley de Zonas Francas para la reincorporación de operaciones de más sectores al mencionado régimen, según explicó el funcionario.

Asimismo, tanto el Gobierno como el Congreso deben de trabajar en acciones y leyes necesarias para la reactivación. Otra opción es generar incentivos para lograr un ambiente de negocios favorables.


Compartir