Luces y sombras del exfutbolista Diego Armando Maradona

Compartir

Este 25 de noviembre será para muchos aficionados del fútbol un día de mucho dolor. El exjugador argentino Diego Armando Maradona, considerado uno de los mejores futbolistas de la historia, falleció a los 60 años tras sufrir una paro cardiorespiratorio.

Pero Maradona no fue solo futbolista, fue exitoso presentador de televisión, polémico dirigente y entrenador de fútbol, ácido comentarista en la era de internet, protagonista central de la farándula mundial, activista político y ejemplo para millones alrededor del planeta.

Adicciones

El “Pelusa”, que deslumbró en su debut con la camisola de Argentinos Juniors, tuvo sus momentos de glorias, pero también vio cómo su exitosa y prolífera carrera se ensombreció por el consumo de estupefacientes, en especial, de cocaína.

Esta adicción no sólo lo afectó deportivamente, sino que le causó problemas de salud, inclusive, líos judiciales.

Su primer contacto con las drogas, según lo confirma en su autobiografía “Yo soy el Diego”, fue entre 1982 y 1983, cuando jugaba en el Barcelona de España. El periodista Jimmy Burns, en la biografía La Mano de Dios, explica que esta situación se debió a la agitada vida privada del “Pelusa” en esa época.

No obstante, su primer caso de positivo en un control antidopaje no se daría sino hasta el 17 de marzo de 1991, en la fecha 25 de la Serie A italiana, cuando dio positivo por cocaína luego de la victoria 1-0 del Nápoles sobre el AS Bari.

Por esa razón, fue suspendido 15 meses por la federación italiana, sanción que fue ratificada por el Comité de Apelaciones.

Su situación empeoró el 26 de abril de ese año, cuando fue allanado su apartamento en Buenos Aires, en donde tenía drogas, por lo que fue arrestado por la policía.

Aunque al día siguiente salió libre tras una fianza de 20 mil pesos argentinos y no fue procesado legalmente, una jueza lo obligó a someterse a un tratamiento de rehabilitación.

Además, en septiembre de 1991, la justicia italiana lo condenó a 14 meses de cárcel en suspenso por tenencia de estupefacientes.

Por otro lado, en 2007 su problema fue el alcohol, que le causó una “hepatitis química, aguda y tóxica“, por lo que tendría que empezar otro tratamiento en la clínica psiquiátrica Avril .

Luego de dos semanas de tratamiento, en las que se rumoró su muerte, fue dado de alta.

En síntesis, las drogas fueron una constante en la carrera de Diego Armando Maradona, opacando sus grandes éxitos deportivos.

Triunfos de Maradona

Maradona también ganó muchas cosas importantes en el fútbol. En orden de relevancia: un Mundial de fútbol, dos ligas italianas, una copa de Europa, dos copas italianas, una supercopa italiana, una copa del Rey de España, una liga argentina y un Mundial juvenil, entre otras cosas.

Además, fue máximo anotador de la liga italiana, tres veces goleador del torneo argentino y enésimas veces premiado como “el mejor de la historia”, “el mejor del siglo“, “el mejor de las copas del Mundo“.

Sus triunfos deportivos lo llevaron a ser embajador de la Unicef y la FIFA, “maestro inspirador de sueños” de la Universidad de Oxford y entrenador de equipos en México, Bielorrusia y Emiratos Árabes, entre otros, y de la selección argentina.

El talento de Maradona le dio al fútbol una creatividad inédita en los años 80: con una rapidez física y mental extraordinaria, con una motricidad fina impecable, el argentino de un 1.65m de altura ponía la pelota donde las leyes de la física no parecían aplicar.


Compartir