Los Veintisiete acogen sin objeciones el aval de Bruselas a la candidatura de Ucrania a la UE

Los Veintisiete acogen sin objeciones el aval de Bruselas a la candidatura de Ucrania a la UE

  • Es un primer paso para decisión que tomarán el 23 y 24 de junio en la cumbre de gobernantes

Los Estados miembros de la Unión Europea han acogido sin objeciones el dictamen favorable de la Comisión Europea a la adhesión de Ucrania a la Unión Europea y que reclama el estatus de candidato para Kiev, durante un primer debate a nivel de embajadores de los Veintisiete.

Fuentes europeas consultadas por Europa Press señalan que el primer debate sobre la opinión de Bruselas a la adhesión de Ucrania, Moldavia y Georgia se ha saldado con un apoyo unánime a la idea de considerar el estatus de país candidato para Ucrania y Moldavia, una condición aparejada a una serie de reformas importantes de la judicatura y la lucha contra la corrupción.

Así, ningún Estado miembro puso objeciones a la opinión de Bruselas en la primera reunión a nivel técnico de los embajadores de los Veintisiete ante la UE, celebrada a última hora de este lunes en Luxemburgo, han indicado varias fuentes.

En este sentido, ven encarrilada la cuestión a expensas de la cumbre de líderes europeos de los próximos 23 y 24 de junio, en la que los jefes de Estado y de Gobierno tienen la última palabra sobre la opción de conceder el estatus de candidato a Ucrania y Moldavia.

Este lunes, en la reunión de los titulares de Exteriores europeos en Luxemburgo, los Veintisiete mostraron un frente unido en apoyo a la integración europea de Ucrania. Así, la ministra de Exteriores francesa, Catherine Colonna, habló de un «imperativo político, estratégico y moral» con Kiev, mientras que su colega alemana, Annalena Baerbock, consideró que la UE ante un «momento histórico» y pidió «reflexionar para no tomar la dirección equivocada».

Por su lado, Países Bajos, otro Estado miembro tradicionalmente reticente con la ampliación, valoró la propuesta «equilibrada» de la Comisión Europea y avanzó su apoyo en el Consejo Europeo. «Es una propuesta buena que señala la tremenda importancia de la unidad en este contexto geopolítico», afirmó el responsable de Exteriores, Wopke Hoekstra.

DICTAMEN POSITIVO DE BRUSELAS

Tras examinar la solicitud de Ucrania en tiempo récord, el Ejecutivo europeo emitió un dictamen favorable el pasado viernes en el que recomienda a los Estados miembro conceder el estatus de candidato. Moldavia también ha recibido el mismo dictamen que Ucrania, mientras que Georgia queda pendiente de realizar reformas estructurales para recibir el estatus de candidato.

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula Von der Leyen, tuvo palabras de reconocimiento para los progresos hechos de Kiev, pero enfatizó «la necesidad de consolidar las reformas y asegurar su aplicación». «Por supuesto no todo se puede lograr mientras siga la guerra en territorio ucraniano», admitió.

Eso sí, recalcó varias veces que Bruselas da el paso sobre el entendimiento de que se realizarán las reformas de la judicatura, de lucha contra la corrupción y para proteger a las minorías exigidas. Igualmente, recordó que las reglas de adhesión son «dinámicas» y admiten reversibilidad si se registran retrocesos en las reformas comprometidas. «Es lo importante del proceso que muestra que es el propio país el que lo tienen en sus manos, en caso de que haya avances, se estaque o haya retrocesos», señaló la conservadora alemana.

Ucrania adopta una nueva estrategia anticorrupción para acercarse a la UE

El Parlamento de Ucrania ha aprobado un nuevo paquete de medidas para hacer frente a la corrupción en un intento por acercarse a la Unión Europea y cumplir con algunos de los requisitos necesarios para hacerse con la candidatura a la membresía y, en última instancia, lograr el acceso al bloque.

Así, la Rada Suprema ha dado luz verde a una nueva estrategia anticorrupción de cara a 2025 tras una votación que se ha resuelto con el apoyo de 310 diputados. El presidente de la cámara, Ruslan Stefanchuk, ha aplaudido la medida y ha asegurado que Ucrania cuenta ahora con una «estrategia clara contra la corrupción».

Esto permitirá ahorrar unos 200.000 millones de grivnas (unos 6.400 millones de euros) al año, tal y como ha indicado en un comunicado difundido por el propio Parlamento. La nueva ley busca minimizar el riesgo de corrupción en áreas de importancia clave para el país, como el sector militar y de defensa.

La legislación también destaca la importancia de reducir el número de delitos relacionados con la corrupción, así como aumentar la cifra de funcionarios, ciudadanos y empresas dispuestos a denunciar este tipo de casos.

En cuestión medioambiental, los diputados han aprobado también la Ley sobre Gestión de Residuos, un documento que sirve de marco legal para llegar acuerdos básicos sobre responsabilidad medioambiental por parte de productores.

Esto incluye la creación de un sistema de información sobre la gestión de residuos, además de la imposición de impuestos para la eliminación de jeringuillas, mascarillas y otro tipo de residuos como termómetros y lámparas fluorescentes. La ley sienta la base para futuras normativas sobre la responsabilidad de los productores a la hora de gestionar sus residuos.

En este sentido, el Parlamento ha dado el visto bueno a una ley sobre la conservación de los bosques, la cual modifica los requisitos para la deforestación y establece las condiciones para la preservación de los campos de heno.

Además, el Gabinete ucraniano ha lanzado una nueva estrategia económica que operará «en tiempos de guerra» y que tiene como objetivo «convertirse en la base para la reconstrucción» tras el conflicto.

El lunes, el Parlamento ratificó el Convenio del Consejo de Europa sobre prevención y lucha contra la violencia contra las mujeres y la violencia doméstica, también conocido como Convenio de Estambul.

El proyecto de ley para ratificar el convenio había sido introducido por el presidente, Volodimir Zelenski, y está diseñado para implementar el Acuerdo de Asociación entre Ucrania y la UE con el fin de evitar la violencia machista y combatirla. Ucrania firmó la convención en noviembre de 2011, pero no la había ratificado.

La ONG Amnistía Internacional ha aplaudido la decisión y ha subrayado que se trata de una «victoria histórica a favor de los derechos de las mujeres». La secretaria general de la organización, Angès Callamard, ha señalado que también constituye una «contribución al cambio en la cultura, actitudes y comportamientos que perpetúan la violencia en base al género».

El 17 de junio, la Comisión Europea propuso otorgar a Ucrania el estatus de candidato a ingresar en la Unión Europea, aunque en su dictamen fijaba una serie de condiciones que serán la base del debate de los líderes europeos la próxima semana en el que tendrán la última palabra sobre la candidatura de Kiev.

Así, la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, apuntó a reformas necesarias para avanzar en la senda europea y señaló que queda trabajo pendiente en materia de Estado de Derecho, como nombrar a consejeros de justicia, contar con una agencia anticorrupción que sea operativa y ver resultados de la recién adoptada ley contra oligarcas. También mencionó la ley sobre minorías que las autoridades ucranianas tienen pendientes de aprobar.