Lejos del coronavirus, un restaurante sueco con un solo cliente

Compartir

En plena época de distanciamiento social para luchar contra el nuevo coronavirus, una pareja de restauradores suecos lanzó la curiosa idea de un restaurante que recibe a cenar… a un solo cliente, en medio de la naturaleza, y que es servido mediante una tirolina.

Bautizado “Bord för en” en sueco (“Mesa para uno”), este atípico establecimiento a cielo abierto permite al cliente “dejar de lado la preocupación” durante la cena, según sus creadores.

“Está muy bien no tener que pensar por una vez  ¿voy a contagiarme del virus? ¿soy un riesgo para los demás? “, explica a la AFP Linda Karlsson, de 36 años,  copropietaria con su marido Rasmus Persson de este micro-restaurante ubicado en el corazón de una llanura en el Värmland (oeste de Suecia).

Confortablemente instalado en una mesa de mantel blanco, David Nordström, que llegó en  bicicleta de Karlstad, a unos 50 km de ahí, saborea su cena con la naturaleza como única compañía.

En el menú: caviar de algas, puré de zanahorias amarillas y de jengibre, además de arándanos locales. Todo ello servido gracias a una tirolina, para respetar el distanciamiento social.

“No había comido en el exterior de mi apartamento desde principios de marzo. Quería salir de mi cuarentena voluntaria y abandonar la ciudad” cuenta a la AFP este hombre de unos 30 años, cliente inaugural del restaurante.

Estamos llenos hasta el mes de agosto” dice, sonriendo, la copropietaria Linda.


Compartir