La ‘Viagra’ puede prolongar la vida de los hombres con enfermedad de las arterias coronarias

Compartir

Los hombres con enfermedad arterial coronaria estable que toman ‘Viagra’ debido a la impotencia parecen vivir más tiempo y tienen un menor riesgo de sufrir un nuevo ataque cardíaco, informa un estudio del Karolinska Institutet, en Suecia, publicado en el ‘Journal of the American College of Cardiology’.

La impotencia puede ser una señal de alerta temprana de enfermedad cardiovascular en hombres sanos y se trata localmente con alprostadil, que dilata los vasos sanguíneos para que el pene se endurezca, o con los llamados inhibidores de la PDE5, como ‘Viagra’ o ‘Cialis’, que se toman en forma de tableta por vía oral antes de tener relaciones sexuales, inhibiendo la enzima fosfodiesterasa5 (PDE5) en el pene para aumentar el flujo sanguíneo.

Dado que los inhibidores de la PDE5 disminuyen la presión arterial, anteriormente no se recomendaban para hombres con enfermedad de las arterias coronarias debido al riesgo de ataque cardíaco.

Esperanza de vida

Sin embargo, en 2017 Martin Holzmann y sus colegas demostraron que los hombres que han tenido un ataque cardíaco toleran bien el fármaco y que incluso prolonga la esperanza de vida y protege contra nuevos infartos e insuficiencia cardíaca.

En su nuevo estudio, los investigadores buscaron comparar el efecto del alprostadil y los inhibidores de la PDE5 en hombres con enfermedad arterial coronaria estable. Los pacientes debían haber tenido un infarto, dilatación con balón o una cirugía de derivación de la arteria coronaria al menos seis meses antes del inicio del tratamiento para la disfunción eréctil.

Estudio

“El riesgo de un nuevo ataque cardíaco es mayor durante los primeros seis meses, después de lo cual consideramos que la enfermedad de las arterias coronarias es estable”, dice el autor principal Martin Holzmann, profesor adjunto del Departamento de Medicina de Solna, en el Karolinska Institutet.

  • El estudio de registro incluyó a 16,500 hombres tratados con inhibidores de la PDE5 y poco menos de 2,000 que recibieron alprostadil.
  • Los datos se obtuvieron de los registros de pacientes, fármacos y causas de muerte.
  • El estudio muestra que los hombres que recibieron inhibidores de la PDE5 vivieron más tiempo y tuvieron un menor riesgo de sufrir un nuevo ataque cardíaco, insuficiencia cardíaca, dilatación con balón y cirugía de bypass que los que recibieron alprostadil.
  • La protección dependía de la dosis, por lo que cuanto más frecuente era la dosis de inhibidor de la PDE5, menor era el riesgo.

Conclusiones

“Esto sugiere que existe una relación causal, pero un estudio de registro no puede responder a esa pregunta –explica Holzmann–. Es posible que los que recibieron inhibidores de la PDE5 fueran más saludables que los que tomaban alprostadil y, por lo tanto, tuvieran un riesgo menor. Para determinar si es el fármaco que reduce el riesgo, tendríamos que asignar pacientes al azar a dos grupos, uno que toma PDE5 y uno que no. Los resultados que tenemos ahora nos dan una muy buena razón para embarcarnos en un estudio de este tipo”, añade.

Como los inhibidores de la PDE5 solo están disponibles con receta en Suecia, no se pueden comprar sin receta, pero Holzmann espera que los hombres con enfermedad de las arterias coronarias no eviten abordar el asunto con su médico.

“Los problemas de potencia son comunes en los hombres mayores y ahora nuestro estudio también muestra que los inhibidores de la PDE5 pueden proteger contra los ataques cardíacos y prolongar la vida”, resalta.


Compartir