La pandemia destruirá 125 millones de empleos en todo el mundo en 2021, según OIT

Spread the love

El impacto de la pandemia en el mercado laboral será más severo de lo estimado inicialmente, según ha advertido la Organización Internacional del Trabajo (OIT), que cifra en un 4,3% las horas trabajadas perdidas a nivel mundial en 2021 en comparación con los niveles del cuarto trimestre de 2019, lo que equivale a la destrucción de 125 millones de empleos a tiempo completo en todo el mundo.

De este modo, la OIT ha empeorado drásticamente sus proyecciones del pasado mes de junio, cuando preveía la pérdida de un 3,5% de horas trabajadas en comparación con el nivel prepandemia o el equivalente a la destrucción de 100 millones de empleos a tiempo completo.

Estas peores expectativas reflejan que la recuperación del mercado de trabajo a escala mundial tras los efectos adversos de la pandemia se ha estancado en 2021, registrándose “escasos avances desde el cuarto trimestre de 2020”, lo que mantiene la cantidad de horas de trabajo en 2021 muy por debajo del último trimestre de 2019.

Según las estimaciones de la OIT, el déficit de horas trabajadas a nivel mundial respecto del nivel anterior a la pandemia se situó en el -4,5% (equivalente a la destrucción de 131 millones de empleos a tiempo completo) en el primer trimestre de 2021, el -4,8% (140 millones de empleos a tiempo completo) en el segundo trimestre y el -4,7% (137 millones de empleos a tiempo completo) para el tercer trimestre.

No obstante, la OIT subraya que los datos ocultan amplias diferencias entre países, puesto que, entre julio y septiembre, el descenso de horas trabajadas en los países de ingreso alto fue del 3,6% respecto del cuarto trimestre de 2019, mientras que la diferencia en los países de ingreso bajo se situó en el 5,7% y en los de ingreso mediano-bajo, en el 7,3%.

Asimismo, desde una perspectiva regional, Europa y Asia Central experimentaron la menor pérdida de horas de trabajo en comparación con los niveles anteriores a la pandemia, con un 2,5%, seguidos de Asia y el Pacífico, con un 4,6%. De su lado, África, América y los países Árabes registraron descensos del 5,6%, 5,4% y 6,5%, respectivamente.

“Esta gran divergencia se debe en gran medida al visible contraste en el despliegue de las vacunas y los paquetes de medidas de estímulo fiscal”, sostiene la OIT, cuyas estimaciones apuntan a que por cada 14 personas vacunadas con la pauta completa en el segundo trimestre de 2021, se añadió un puesto de trabajo equivalente a tiempo completo al mercado laboral mundial.

“Sin vacunas, la pérdida de horas de trabajo a nivel mundial se habría situado en el 6% en el segundo trimestre de 2021, y no en el 4,8% realmente registrado”, añade.

En el caso de España, el director de la OIT para el país, Félix Peinado, ha señalado que la recuperación económica a los niveles precrisis se está retrasando entre otras cuestiones por las numerosas incertidumbres de la economía mundial, lo que tendrá sus efectos sobre la recuperación del empleo.

En este sentido, ha destacado que los estímulos fiscales han contribuido a que los efectos laborales y sociales tan desfavorables de la crisis se hayan mitigado en parte en España. “Ahora hay que trabajar para que la recuperación de la economía y el empleo se acelere y sea sostenible e inclusiva”, ha añadido.