Japón suspende el uso de un lote de la vacuna Moderna fabricada en España

Compartir

Japón suspendió el uso de un lote de 1.6 millones de vacunas de Moderna después de haber compartido con la farmacéutica “varias quejas” sobre la presencia de partículas en los viales.

Un portavoz de la compañía informó que se está reteniendo este lote mientras se investiga el problema de fabricación, cuyas primeras hipótesis apuntan a que fue producido en su centro ubicado en España.

Asimismo, el Ministerio de Salud japonés detalló que “el tamaño de las sustancias extrañas confirmadas en 39 viales es de unos pocos milímetros y se desconoce qué elementos son”, además de pertenecer a unos lotes producidos al mismo tiempo en Madrid, según recoge la agencia Kiodo.

La empresa, con sede en Estados Unidos, compartió que está trabajando con su socio japonés, Takeda Pharmaceutical Co Ltd., y con los organismos reguladores para abordar los posibles problemas, según recoge la agencia Bloomberg.

Insistió, sin embargo, en que en estos lotes no se han identificado problemas de seguridad o eficacia contra la enfermedad.

Centros de vacunación

La mayor parte de las vacunas de los lotes bloqueados se habían distribuido a los centros de vacunación masiva, empresas y otros organismos que están participando en las campañas de inoculación, y una parte de ellas habían sido ya empleados para vacunar a pacientes.

El Gobierno nipón afirmó que “está trabajando” para que la retirada de las vacunas no afecte a la campaña de vacunación, que en Japón avanza a un ritmo más lento que en otros países desarrollados.

Le puede interesar:


Compartir